El Pamplona consigue tres puntos vitales

polémica el equipo visitante se quejó de la actuación arbitral por la expulsión

Domingo, 2 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Pamplona 3

Lourdes 0

PAMPLONA Álvaro, Ander, Mikel, Andoni, Íñigo, Imanol (Zapata min.63), Sergio, Ioritz, Beñat (Goñi min.83), Diego (Guti min.63), y Razquín.

LOURDES Álvaro, Bonilla, César (Borja min.55), Michel, Crespo, Eneko, Unai, Alegría (Plaza min.55), Baba, Igor (Mañero min.70) y Youssef.

Goles 1-0, min.38: Beñat. 2-0, min.86: Razquín. 3-0, min.89: Goñi.

Árbitro Javier Palomo. Amonestó al local Ander y a los visitantes Youssef, Igor y Crespo. También expulsó a Bonilla por doble amarilla y al entrenador visitante

Estadio Beitikuntzea, con 50 espectadores.

lizasoáin- Partido, donde las decisiones arbitrales marcaron el signo del encuentro. En este contexto, los locales sacaron provecho de los huecos provocados por la inferioridad numérica para ponerse por delante y en los últimos minutos sentenciar el partido.

En los primeros minutos, el Lourdes salió con intensidad buscando profundidad por las bandas a la contra. Por su parte, los locales, generaban peligro con centros al área que eran rematados a puerta con gran peligro, pero Álvaro lograba solventar los intentos de los delanteros locales. El partido cambió a los cinco minutos cuando Bonilla era expulsado. La primera por protestar una falta que no había señalado el colegiado y la segunda por llegar tarde a un balón, interceptando a un rival. A partir de este momento el peligro creado por el Pamplona se redujo y el Lourdes se mantenía muy concentrado en la línea defensiva. Cuando menos se esperaba el gol, un magnífico pase de Diego, dejaba solo a Beñat contra el portero y este definía perfectamente haciendo el primero,

La segunda parte comenzó con la misma tónica, los de casa teniendo el balón, esperando un fallo de los visitantes para hacer el gol de la sentencia. Estos se refugiaban atrás en busca de una oportunidad para conseguir un punto con un jugador menos. Poco a poco el Pamplona se iba acercando y creando ocasiones a partir de centros que eran desaprovechados, ya que en boca de gol no conseguían hacer el segundo.

En los últimos minutos y con un Lourdes dejando huecos para intentar empatar, Razquín aprovechó un mal despeje del guardameta en el área y sentenciar. Este mismo dio el pase para Goñi, que acababa de entrar, para encarar al portero y definir con clase, haciendo el tercero de un partido que el Pamplona tuvo en la mano desde la expulsión del mediocentro visitante, que le permite alejarse del descenso . - S.R.A.