Maduro da marcha atrás

El presidente de Venezuela insta al Supremo a revisar las sentencias que dejan sin funciones al Parlamento
Afirma que es una muestra del “diálogo” con los ciudadanos y con el Consejo

Domingo, 2 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Los ciudadanos protestan contra Maduro y el Supremo en una manifestación convocada por la oposición.

Los ciudadanos protestan contra Maduro y el Supremo en una manifestación convocada por la oposición. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Los ciudadanos protestan contra Maduro y el Supremo en una manifestación convocada por la oposición.

caracas- En medio de la presión internacional y las denuncias de la oposición, el Consejo de la Defensa de Venezuela, encabezado por el presidente Nicolás Maduro, pidió al Tribunal Supremo revisar las sentencias que dejaron sin funciones al Parlamento.

En un mensaje transmitido por radio y televisión, Maduro afirmó que se había tomado esa decisión con el apoyo “unánime del poder ciudadano” y los restantes miembros del Consejo de Defensa de la Nación. “Queda superada esta controversia demostrando las capacidades de diálogo”, indicó Maduro, quien presidió la reunión del Consejo de Defensa de la Nación en el Palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo.

Los integrantes del Consejo de Defensa acordaron “exhortar” al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, Supremo) a revisar las dos sentencias que despojaron al Parlamento (Asamblea Nacional, AN) de sus funciones. “Exhortar al Tribunal Supremo de Justicia a revisar las decisiones 155 y 156 con el propósito de mantener la estabilidad institucional y el equilibrio de poderes mediante los recursos contemplados en el ordenamiento jurídico venezolano”, dice el acuerdo del Consejo leído por el vicepresidente, Tareck El Aissami.

“Hemos llegado a un importante acuerdo de solución de esta controversia, que con la lectura de este comunicado y la publicación de las aclaratorias y correcciones respectivas de las sentencias 155 y 156, queda superada esta controversia”, afirmó poco antes Maduro en su alocución antes de que El Aissami leyera el documento.

Con esto quedan demostradas “las capacidades de diálogo y resolución que se pueden activar con nuestra Constitución”, destacó el presidente venezolano.

Otro punto del acuerdo al que llegó el Consejo fue ratificar que el máximo tribunal, en su Sala Constitucional, “es la instancia competente para el control de la constitucionalidad de los actos emanados de cualquier órgano del poder público nacional”, así como “la resolución de los conflictos entre poderes”.

orden constitucionalMaduro había convocado a este Consejo con el objetivo de “resolver” lo que calificó de “impasse” derivado de la posición del Ministerio Público frente a la sentencia en la que el TSJ se atribuye las funciones del Parlamento, debido a la situación de “desacato” en la que este se encuentra.

Asimismo, la instancia reiteró que “los desequilibrios y conflictos entre las distintas ramas del poder público nacional se encauzan mediante los mecanismos de control constitucional y la colaboración entre los poderes”, e insistió en la disposición del Gobierno al “diálogo fecundo” con su oposición política.

El Consejo de Defensa de la Nación se instaló “oficialmente”, a pesar de que la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, estuvo ausente. Horas antes, en rueda de prensa, Ortega expresó su “alta preocupación” y alertó sobre el riesgo de “ruptura del orden constitucional”. Tampoco estuvo en la reunión del Consejo el presidente de la Asamblea Nacional, el diputado opositor Julio Borges.

Según Maduro, durante la reunión del Consejo “hubo conversaciones” con la fiscal.

Por otra parte, Maduro repudió “categóricamente” cualquier intervención que “atente contra la independencia” y la integridad territorial. En ese sentido, rechazó “el intervencionismo grosero” que, a su juicio, algunos gobiernos extranjeros “pretenden dictarle a Venezuela”.

El anuncio llegó horas antes de las convocatorias de protestas organizadas por la oposición contra el gobierno de Maduro a quien acusan de haber dado un golpe de Estado.

La situación en Venezuela será analizada mañana por la Organización de Estados Americanos (OEA), que ha convocado una reunión extraordinaria de su consejo permanente. - Efe

Por la democracia. Un centenar de personas se concentró ayer en el este de Caracas para manifestarse en contra del Supremo y del Gobierno, y en defensa del Parlamento, pese a que el Poder Judicial rectificó dos sentencias que despojaban a la Cámara de sus competencias y a los diputados de su inmunidad. Tal y como fueron convocados el viernes por la alianza de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD), decenas de venezolanos se reunieron para rechazar las últimas acciones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que son, dicen, coordinadas junto al Gobierno de Nicolás Maduro y en detrimento de la democracia. Esta es la primera manifestación programada por la MUD desde que el miércoles se conoció el dictamen con el que la Sala Constitucional del máximo tribunal decidió asumir las competencias del Parlamento.