vecinos

25 años vendiendo salud

Las hijas de Blanca Guembe y Jesús Aranda, falcesinos pioneros de la carne ecológica, continúan la tradición familiar con una ecotienda
El objetivo es informar y desmontar falsos mitos alimenticios

María San Gil - Domingo, 2 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Blanca Guembe, en el centro, posa con sus dos hijas.

Blanca Guembe, en el centro, posa con sus dos hijas. (MARÍA SAN GIL)

Galería Noticia

Blanca Guembe, en el centro, posa con sus dos hijas.

“Es un mundo sacrificado y tienes que aprender poco a poco pero es muy bonito porque estás vendiendo salud”

falces- Aunque hoy en día todo es más sencillo e incluso se dice que se ha puesto de moda, lo cierto es que fue hace 25 años cuando Blanca Guembe y su marido Jesús Aranda decidieron apostar por la producción y venta de carne ecológica, y no fue nada fácil puesto que apenas había información al respecto. De hecho, Jesús Aranda se convirtió en el primer presidente del Consejo Regulador. Ahora, y con mucha experiencia adquirida por el camino gracias al paso del tiempo, sus dos hijas, Iosune y Edurne, de 25 y 27 años, han decidido apostar también por ello y acaban de abrir su propio negocio, Eco-Tienda Aranda, en Falces, en la calle Jesus Elorz, nº4. Se trata de un local que, tal y como ellas mismas explicaban, aspira a ofrecer una alternativa alimentaria a los vecinos de la zona.

Acompañadas, apoyadas y ayudadas en todo momento por sus padres, estas dos jóvenes se mostraban muy ilusionadas con la apertura de la tienda y, aunque reconocían que aún tienen mucho que aprender, insistían en que “es algo que hemos vivido y aprendido desde pequeñas y nos interesa y apasiona”.

La nueva ecotienda de las hermanas Aranda ofrece una gran variedad de productos dividida en siete espacios, “haciendo más fácil y cómoda la forma de hacer la compra”;fruta y verdura de temporada, legumbres a granel, herboristería, productos alimenticios (pan, alternativas al azúcar, productos para celiacos, leches vegetales, cereales y pastas, snacks, etc), un rincón reservado a su propio aceite (Aceite ecológico Jesús Aranda), cosmética e higiene personal, aprovechando que Edurne es asesora de imagen, y un punto de información donde se dan a conocer los beneficios de los productos ecológicos que venden y donde se desmienten algunos mito alimenticios.

Y es que el objetivo es que a través de los hábitos de consumo de esta tienda “se tenga una vida más saludable y una sociedad más justa”. De hecho, tal y como apuntaba Iosune, “encontramos que hay mucha confusión”. Precisamente en este rincón se pueden encontrar libros y revistas relacionados con la salud, agricultura y ganadería ecológica o el medio ambiente que los vecinos pueden consultar e incluso llevarse a casa para después devolver puesto que funciona como una pequeña biblioteca.

trabajo con el productorMadre e hijas resaltaban también la importancia de “trabajar directamente con el productor” apostando por lo local y por la cercanía “para apoyar y fomentar el comercio justo y la soberanía alimentaria de los pueblos”. Es por ello que todos los productos que el propio Jesús Aranda cultiva (aceite, almendras, nueces y productos de la huerta) se venden en la tienda.

Además, y una de las novedades, es que los clientes tienen la opción de comprar una cesta personalizada y mixta que recogen en la ecotienda una vez a la semana.

Las hermanas Aranda proporcionan a sus clientes una lista con los productos disponibles, además de fruta y verdura de temporada, y carne de ternera, cerdo y pollo que Blanca tiene en la carnicería que regenta. A través del correo electrónico, ellos escogen qué productos y qué cantidad quieren para que, de esta manera, solo le dediquen a la compra semanal unos pocos minutos, algo que resulta mucho más cómodo.

“Queremos que nuestros clientes estén sanos y contentos de poder encontrar información alternativa y por ello nuestra máxima es la de vender salud”, exponía Blanca.

Se trata de una familia que ha hecho de la ecología su forma de vida desde hace más de 25 años, que cree, lucha y apuesta por ello.

Una de las actividades más atractiva es la visita guiada al olivar ecológico Jesús Aranda, en la finca Los Royales. Se trata de una nueva experiencia que han puesto en marcha para elaborar y vender aceite de su propia cosecha, Aceite Ecológico Jesús Aranda, y para explicar y demostrar in situ todo el proceso. Esta visita acaba con una cata del aceite y una pequeña degustación de tostadas con ajo y jamón.

Los interesados en conocer este paraje y la elaboración del aceite, reiteraban, tan solo tienen que llamar por teléfono a la ecotienda para quedar con Aranda al 948 93 31 37.

Pero las actividades no quedan ahí, sino que también realizan talleres de compostaje, licuados y suelen organizar talleres de cocina sana y saludable (macrobiótica) con la idea de “quitar los falsos mitos y demostrar que hay alternativas saludables”.

Además, ofrecen un servicio de consultoría en el que enseñan a comer de forma sana y saludable y esperan realizar actividades con los niños del colegio.

“Hay que estar en continuo movimiento, dando a conocer tus productos, sus beneficios, organizar cursos de cocina, etc”. Con esas palabras respondía Blanca al preguntarle por los secretos que le han llevado a mantener a flote durante años un negocio de estas características en un pueblo tan pequeño. “Tienes que seguir formándote y aprendiendo. Hay que creer en ello y darlo a conocer porque es muy atractivo y bonito”, finalizaba Guembe.