Navarra crea 1.618 empleos en marzo y registra 367 parados menos

La afiliación a la SS aumenta en 1.618 personas y en 7.456 respecto a las mismas fechas del año anterior, un crecimiento anual del 2,89%

D.N. - Martes, 4 de Abril de 2017 - Actualizado a las 09:18h

Un hombre pide información en una oficina del Servicio Navarro de Empleo. oficina de empleo. sne. inem

Un hombre pide información en una oficina del Servicio Navarro de Empleo. (Nieves Arigita)

Galería Noticia

Un hombre pide información en una oficina del Servicio Navarro de Empleo. oficina de empleo. sne. inem

PAMPLONA. El número de personas desempleadas registradas en las Agencias del Servicio Navarro de Empleo - Nafar Lansare (SNE-NL) se ha situado en marzo en 40.353, lo que supone que el paro ha descendido en 367 personas en un mes, un -0,9%;y el número de personas paradas se ha reducido en 3.766 en un año, un -8,54%.

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ha realizado una “valoración positiva” de los datos hoy conocidos y ha resaltado que el descenso anual producido en marzo ha sido el segundo más positivo desde incluso antes de la crisis, tras el descenso anual del -8,9% que se registró en marzo del pasado año, el mejor mes de marzo desde 2006”.

Además, la comparativa de la variación anual con años anteriores hace que dicha valoración sea todavía más positiva”, ha señalado el vicepresidente. Y ha considerado que la cifra hoy conocida supone que “se consolida la tendencia del descenso del desempleo”. En este sentido, cabe recordar que en 2015 el descenso anual fue del -7,6% mientras que en 2014 fue del -7,2%.

En cuanto al descenso respecto a febrero de este mismo año, un -0,9%, el vicepresidente ha señalado que si bien no ha resultado tan notable como el sucedido en 2016, que fue del -2,2%, siendo más similar al de los años 2014 y 2015, “hay que tener en cuenta que el descenso del desempleo producido el pasado febrero resultó ser el más positivo desde incluso antes de la crisis. Se puede decir que se avanzó en el descenso del paro produciéndose ya en el mes de febrero una bajada incluso más intensa que las producidas en el ciclo de bonanza económica”.

La cota máxima de desempleo se alcanzó en Navarra en febrero de 2013. Entonces, la cifra de personas desempleadas fue de 56.524. Es decir, desde entonces la reducción ha sido del -29%, lo que supone un descenso de 16.171 personas paradas registradas. “De esta forma, si se tiene en cuenta que entre la cota mínima de desempleo (mayo de 2007) y la máxima (febrero de 2013) se produjo un aumento de 37.679 personas desempleadas, y que desde entonces se ha reducido el paro en esas 16.171 personas, en términos porcentuales se ha rebajado o reparado un 43% del desempleo producido”, ha señalado Laparra.

Otro elemento “de especial transcendencia”, ha señalado Laparra, es que “los últimos datos presentados vuelven a poner de manifiesto la evidente limitación del sistema estatal”. Así, la tasa de cobertura por desempleo en Navarra correspondiente al mes de febrero es del 48,9%, es decir, algo más de la mitad de las personas desempleadas con experiencia laboral carecen de cobertura en este sistema. Si se tiene en cuenta al conjunto de la población desempleada, el número de personas paradas sin cobertura en Navarra se cifra en las 22.455 personas. De ahí la importancia de otros elementos propios de apoyo como la Renta Garantizada. En el estado, la tasa de cobertura asciende hasta el 55,5%, es decir, es 6,6 puntos superior.

Afiliación a la Seguridad Social y contratación

Acompañando al descenso del desempleo se une el aumento de la afiliación a la Seguridad Social. El número medio de personas afiliadas a la Seguridad Social en Navarra se sitúa en el mes de marzo en las 265.419, por tanto, 1.618 más que el mes anterior y 7.456 más que hace un año. Estos incrementos suponen en términos porcentuales un aumento del 0,61% en un mes, el mayor producido en marzo desde el año 2007, y un crecimiento anual del 2,89%.

Respecto al incremento anual, resulta algo menor que el del Estado, 3,49%, seis décimas menos. Sin embargo, cabe reseñar que la comparativa con las comunidades con menores tasas de paro muestra una evolución anual, en cuanto al aumento relativo de la afiliación, más positiva. Ya se ha indicado que en Navarra, la comunidad con menor tasa de desempleo, se ha dado un incremento anual de la afiliación del 2,89%. Pues bien, en La Rioja, segunda con menor tasa de paro, el incremento ha sido algo menor, un 2,78%, mientras que en el País Vasco, tercera con menor proporción de personas desempleadas, el crecimiento anual de la afiliación se cifra en el 2,03%.

No conviene olvidar tampoco que la cota mínima de afiliación se alcanzó en enero de 2014 con 243.505 afiliaciones. Por tanto, si se tiene en cuenta el último dato de marzo, se ha producido un aumento de 21.914 afiliaciones, un 9%.

Los datos relativos a la contratación corroboran la consolidación de la mejora de la situación. El número de contratos con centro de trabajo en la Comunidad Foral registrados en el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare durante el mes de marzo ha sido de 29.781, lo que supone un aumento de 5.933 contratos respecto al mes anterior, un 24,9%. Se trata del mayor incremento mensual desde antes de la crisis. Respecto a la variación anual, se ha dado un aumento del 7,8%, lo que supone 2.155 contratos más respecto a marzo de 2016. Así, este incremento es algo menor al que se produjo en 2016 (8,2%).

Otro elemento a destacar “de manera positiva” es el mayor aumento anual de la contratación indefinida, siendo significativamente mayor que la temporal. El número de contratos indefinidos ha aumentado en un año un 24,3% mientras que se ha dado un incremento anual del 6,8% en el caso de los contratos temporales.

Por su parte, en términos mensuales, la contratación indefinida ha aumentado un 18,4% mientras que la temporal lo ha hecho en un 25,4%. Estas variaciones han hecho que el peso de la contratación indefinida se sitúe aproximadamente en el 6,7% de la contratación realizada durante el mes de marzo.

Desglose de datos del paro

Por Agencias de Empleo, y en términos mensuales, se ha producido un descenso respecto al mes anterior en todas las agencias salvo en tres oficinas;en la agencia del Ensanche (Pamplona) con un aumento intermensual del desempleo del 0,57%, en la agencia de Tafalla (1,58%) y en la de Alsasua (1,87%). En cuanto a los descensos, en la agencia de Aoiz se ha dado un descenso del -6,47%, en la de Lodosa del -3,48%, en la agencia de Estella de un -3,29%, en la de Tudela del -2,18%, en la de Yamaguchi de un -1,13%, en la de Santesteban/Doneztebe del -1,11% y en la de la Rochapea de un -0,59%. Por su parte, el balance del total de las agencias de Pamplona es del -1,13%.

Respecto a la variación anual, en este caso se ha dado un descenso generalizado del desempleo. En la agencia de Tafalla (-10,95%), en Tudela (-9,78%), en Altsasu/Alsasua (-9,69%), en Estella-Lizarra (-9,42%), en la agencia de Yamaguchi (-7,79%), en la de Rochapea (-7,75%), en Aoiz (-7,71%), en Santesteban/Doneztebe (-6,64%), en la del Ensanche (-5,78%) y en Lodosa (-5,74%). La variación anual en el conjunto de las agencias de Pamplona es del -7,79%.

Respecto a la caracterización del desempleo, según sexo, el paro registrado se sitúa en 23.041 mujeres, con un descenso mensual del -0,1% (16 mujeres menos) y en 17.312 hombres, con un descenso del -1,9% (351 hombres menos). Por tanto, el descenso mensual del paro ha sido protagonizado casi en exclusiva por hombres.

Además, si se analiza la variación anual desde la perspectiva de género, se confirma que tras los años más graves de la crisis en los que la distribución fue similar, se ha vuelto a una distribución más desequilibrada del desempleo: el número de desempleados desciende anualmente en un -12,9% mientras que el descenso para las mujeres resulta significativamente menor, un -5%. De esta forma, la proporción de las mujeres desempleadas con respecto al total del paro es actualmente del 57,1% cuando a finales de 2009 llegó a ser del 49%.

Por Grupos de Edad, se produce un aumento mensual de 68 personas jóvenes desempleadas de menos de 25 años lo que supone un incremento del 1,8%. Por su parte, las personas desempleadas de 25 a 34 años descienden en un mes un -1,7% (131 menos), los parados y paradas de entre 35 y 44 años se reducen un -1,4% (143 menos), la población parada de entre 45 y 54 años desciende un -1,3% (130 personas menos en un mes). Por último, el colectivo de personas desempleadas mayores de 55 años se reduce mensualmente un -0,9% (31 personas paradas menos en un mes).

De esta forma, las personas desempleadas menores de 25 años son 3.951 (un 9,8% del total), las personas desempleadas de 25 a 34 años representan el 19,2% del total del desempleo (7.742), las personas desempleadas de entre 35 y 44 años suponen el 24,9% (10.035), las de entre 45 y 54 representan el 24,4% (9.859 personas), y por último, el peso del colectivo de personas desempleadas de 55 o más años supone el 21,7%, 8.766 personas.

En cuanto a la variación anual, las personas desempleadas menores de 25 años descienden un -7,3% (313 menos), el grupo de entre 25 y 34 años experimenta un descenso del -10,3% (887 menos), el descenso anual de las personas desempleadas de 35 y 44 es del -12,9% (1.486 menos). Por su parte, las personas desempleadas de entre 45 y 54 años descienden en un año un -7,2% (761 menos) mientras que aquellas de más de 55 años lo hace un -3,5% (319 menos).

Por nivel de estudios, siete de cada diez personas desempleadas siguen sin contar con una formación superior a la primera etapa de secundaria;suponen el 70,6% del total (28.508). Por su parte, el desempleo de las personas con formación universitaria es del 9,7% del total (3.932 personas). En cuanto a la población desempleada con estudios universitarios conviene significar que siete de cada diez siguen siendo mujeres (un 71,1%).

Sectores económicos

Por último, por sectores económicos, el desempleo ha descendido mensualmente en todos los sectores salvo en el primario, en el cual se ha producido un incremento del 5,6% (127 personas desempleadas más). Por su parte, en la industria el descenso mensual se cifra en un -1,8% (106 personas desempleadas menos), en construcción el decremento del paro se ha situado en un -4,3% (118 personas menos) mientras que en el sector servicios la bajada ha sido del -1,5% (395 menos). Por su parte, las personas sin empleo anterior han aumentado un 3,7%, 125 personas más.

En términos anuales, es destacable que el paro haya disminuido en todos los sectores. Porcentualmente destaca el descenso del -23% en construcción (777 personas desempleadas menos), seguido del sector industrial, -10,9%, 690 personas desempleadas menos en un año, sector primario (-10,2% y 273 personas paradas menos) y servicios (-7,1%, 1.993 menos). Este descenso sectorial general resulta especialmente positivo ya que afianza la tendencia observada en meses pasados en los que la disminución del paro en términos porcentuales sigue siendo superior en la industria que en el sector servicios.

De todas formas, conviene reseñar que el paro del sector de Servicios representa el 65,1% del desempleo registrado mientras que el desempleo procedente de la industria es del 14% siendo del 6,5% el derivado de la construcción y del 5,9% el del sector primario. Por su parte, anualmente ha descendido levemente el paro para quien no tenía un empleo un -0,9% (33 personas menos). Este colectivo representa el 8,6% del total del desempleo.

Del análisis de la evolución del desempleo por subsectores económicos hay que destacar, como principales focos del descenso mensual del desempleo, las ramas de los servicios de comidas y bebidas (90 menos), la construcción especializada (73 menos) y en un segundo estrato, los servicios de alojamiento (46 menos), educación (45 menos) y administración pública y seguridad social obligatoria (42 personas desempleadas menos en un mes).

Por su parte, en cuanto al incremento mensual del desempleo, sobresalen la agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados con las mismas (135 más) y la categoría de personas desempleadas sin empleo anterior (125 más en un mes).

En cuanto a la variación anual del desempleo, en casi todas las ramas de actividad se produce un descenso anual del paro. En todo caso cabe destacar las siguientes: la construcción de edificios (412 personas desempleadas menos en un año), las actividades de construcción especializada (352 menos), el comercio al por menor (304 menos), los servicios de comidas y bebidas (243 menos), la agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados con las mismas (213 menos), las actividades relacionadas con educación (174 menos) y la administración pública y defensa;seguridad social obligatoria (162 menos).

En contraposición, de las pocas actividades en las que aumenta el desempleo cabe destacar el leve incremento del desempleo en las actividades sanitarias (65 más), otras industrias manufactureras (38 más) y actividades de servicios sociales sin alojamiento (33 más).