El tráfico por la Vuelta del Castillo recuperará los dos sentidos y la unión con Pío XII

Los cambios introducidos en 2014 han provocado problemas viales y quejas del vecindario por el aumento de coches y de su velocidad
Falta por determinar la solución, posiblemente una rotonda, para la conexión con Monasterio de Urdax

Kepa García / Iban Aguinaga - Martes, 4 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Imagen del vial de cuatro carriles en Monasterio de Urdax y detrás, el tramo que permanece cerrado desde hace 3 años hasta Pío XII.

Imagen del vial de cuatro carriles en Monasterio de Urdax y detrás, el tramo que permanece cerrado desde hace 3 años hasta Pío XII. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Imagen del vial de cuatro carriles en Monasterio de Urdax y detrás, el tramo que permanece cerrado desde hace 3 años hasta Pío XII.

pamplona- El tráfico circulatorio en el entorno de la Vuelta de Castillo y Monasterio de Urdax volverá al diseño previo a los cambios de 2014, que venían provocando todo tipo de molestias y quejas entre los ciudadanos, especialmente de los vecinos de la zona, y conductores.

La decisión se ha adoptado en el área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento y obedece a razones técnicas dados los problemas circulatorios que se generaron desde entonces. No hay una previsión de los plazos de ejecución, ya que antes habrá que determinar la solución vial que se adoptará, sobre todo en la confluencia con la calle Monasterio de Urdax, pero es voluntad del equipo de Gobierno que sea aprobada de forma prioritaria.

Supondrá recuperar los dos sentidos para el tráfico en toda la calle de la Vuelta del Castillo, lo que permitirá desahogar de tráfico a la calle Monasterio de Urdax, la más perjudicada por las variaciones que UPN puso en marcha al final de la pasada legislatura.

Que se cortara la conexión existente hasta entonces a la avenida de Pío XII desde la Vuelta del Castillo para el tráfico procedente de Casa Misericordia causó que Monasterio de Urdax, hasta entonces una tranquila calle, pasara a convertirse en un avenida de doble carril en cada sentido con una densidad circulatoria desproporcionada.

Como se impedía el paso, los coches debían atravesar toda la calle y los que se incorporaban a la Vuelta del Castillo desde Pío XII tenían que girar a la altura del edificio de la Jefatura Provincial de Tráfico obligatoriamente hacia la derecha para entrar a Monasterio de Urdax, sin opción para continuar por la Vuelta del Castillo.

Todos estos cambios introducidos en diciembre de 2014 provocaron de inmediato un aumento en el aforo registrado en Monasterio de Urdax. Según los datos de la Policía Municipal, el volumen de tráfico subió un 275%, con el riesgo potencial que supone la presencia de dos centros educativos -El Huerto y San Cernin- y una guardería.

El caos circulatorio que se genera en la zona en los días laborables (sobre todo en los horarios de entrada y salida de los escolares) fue reconocido por el propio responsable de la iniciativa, Enrique Maya, que no hace mucho asumió que los cambios no habían estado muy atinados.

“que sea como antes”Además del aumento del tráfico con la apertura de la mediana de Pío XII, los cuatro carriles que pasó a disponer la calle Monasterio de Urdax causaron el incremento de la velocidad de paso de los turismos, una de las quejas más reiteradas por el vecindario desde hace 3 años. Maite Ibáñez, residente en Monasterio de Urdax, se lamentaba de la pérdida de calidad de vida que ha supuesto para la zona el aumento del tráfico. “Esto ha pasado a ser una gran avenida. Siempre hay coches y muchos vienen a velocidad excesiva. En las horas de colegios, el tráfico es insoportable y hay molestias porque muchos vecinos tienen en Urdax sus plazas de garaje y resulta imposible circular”.

En parecidos términos se expresó Daniel Pérez, comerciante de la misma calle, que no entiende el cierre de la conexión con Pío XII y celebró que se vuelva a recuperar el antiguo diseño.

Una de las opciones que baraja el Ayuntamiento es habilitar frente al edificio de Tráfico una rotonda similar a la que existe junto a la AD San Juan/Donibane.

el apunte

Turbo rotonda. Esa una de las posibilidades que se plantean para la intersección entre las calles Monasterio de Urdax y Vuelta del Castillo. Con este sistema se evitan accidentes por impactos laterales entre vehículos ya que separa los carriles. Hay que decidir antes de entrar en la rotonda, porque una vez dentro ya no se podrá cambiar de carril.