bombardeo con gas tóxico | 20 niños muertos

Gobierno sirio y rebeldes se culpan mutuamente del ataque químico que ha dejado al menos 72 muertos

Las víctimas del bombardeo con gas tóxico en el norte del país pueden superar el centenar

Susana Samhan - Miércoles, 5 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Un niño recibe tratamiento médico tras un supuesto ataque químico contra la localidad de Jan ShijúnVER VÍDEOReproducir img

Un niño recibe tratamiento médico tras un supuesto ataque químico contra la localidad de Jan Shijún

Galería Noticia

Un niño recibe tratamiento médico tras un supuesto ataque químico contra la localidad de Jan ShijúnReproducirUna niña es atendida en un hospital tras ser víctima de un bombardeo químicoNiños sirios gaseados con productos químicos en un bombardeoVarios heridos en un bombardeo en Douma reciben tratamiento médico.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

DAMASCO. El número de víctimas por mortales por el supuesto bombardeo químico ocurrido este martes en la localidad de Jan Shijún, en el norte de Siria, subió a 72 personas, entre ellos 20 niños, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Entre los fallecidos también hay 17 mujeres, según el Observatorio, que anteriormente había cifrado en 58 el número de personas muertas por el supuesto ataque químico en esta localidad que está en una zona bajo control rebelde.

La ONG alertó de que en las últimas horas se han producido al menos cinco nuevos bombardeos en Jan Shinjún, llevados a cabo por aviones de guerra no identificados, aunque sin que se registrasen víctimas por el momento.

Tanto el Gobierno de Damasco como la oposición se han culpado mutuamente del ataque, ocurrido en esta localidad ubicada en la provincia de Idleb, en el norte de Siria, una región que en su mayoría está en manos de los rebeldes y de facciones islámicas.

Según la Defensa Civil Siria, que presta servicios de rescate en áreas fuera del control de las fuerzas gubernamentales, el ataque expuso a sustancias químicas a cerca de 300 personas.

Los heridos presentaban síntomas de asfixia, vómitos, espasmos y algunos echaban espuma por la boca, según denunciaron estas fuentes.

Jan Shijún tiene unos 75.000 habitantes, muchos de ellos desplazados procedentes de la vecina provincia de Hama, y está bajo el control del Ejército Libre Sirio (ELS), de acuerdo a los datos proporcionados a Efe por el director del opositor Centro de Información de Idleb, Obeida Fadel.

Horas después del supuesto ataque químico, aviones de guerra volvieron a atacar un centro médico en Jan Shijún, que quedó fuera de servicio.

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza de la oposición, acusó a aviones gubernamentales de haber atacado Jan Shijún con proyectiles que contenían gas sarín, pero tanto Damasco como Rusia, su principal aliado, negaron haber bombardeado la localidad.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de urgencia hoy para analizar el supuesto ataque químico, a petición de Francia y el Reino Unido.

El Gobierno de EEUU consideró el ataque como un probable "crimen de guerra" y responsabilizó directamente al Ejecutivo del presidente sirio, Bachar al Asad.

hospitales ineficacesAl Siada consideró que muchos perdieron la vida por la incapacidad de los hospitales de la zona de atender a todos los heridos, por lo que algunos perecieron antes de que pudieran recibir asistencia médica. La fuente agregó que algunos casos fueron trasladados al Hospital de Idleb, en la capital de la provincia homónima, y al de Bab al Haua, en la frontera con Turquía, para desde allí ser llevados a centros sanitarios turcos.

El responsable de seguridad de la ONG francesa Unión de las Organizaciones de Socorro y Auxilio Médico (UOSSM), Ahmad Dbis, apuntó desde Turquía que se han instalado carpas especiales para tratar a los afectados por el ataque en el paso de Bab al Haua, entre Siria y Turquía.

“De esos heridos, al menos 25 casos graves han sido trasladados después a hospitales en el territorio turco”, reveló Dbis, cuya organización elevó a 100 muertos y 400 heridos el número de víctimas por el bombardeo.

Jan Shijún tiene unos 75.000 habitantes, muchos de ellos desplazados procedentes de la vecina provincia de Hama, y está bajo el dominio del Ejército Libre Sirio (ELS), de acuerdo a los datos proporcionados por el director del opositor Centro de Información de Idleb, Obeida Fadel.

Horas después del supuesto ataque químico, aviones de guerra volvieron a atacar un centro médico en Jan Shijún, que quedó fuera de servicio.

Fadel detalló que el hospital Al Rahma de Jan Shijún fue objetivo de varios bombardeos de aparatos rusos y quedó fuera de servicio.

Fadel explicó que en ese centro no quedaban heridos del ataque anterior con sustancias químicas, porque habían sido trasladados a otras instalaciones sanitarias del norte de Siria y de Turquía.

Las reacciones tras el presunto ataque químico no se han hecho esperar y la Coalición Nacional Siria, principal alianza de la oposición, acusó a aviones gubernamentales de haber bombardeado Jan Shijún con proyectiles que contenían gas sarín.

Sin embargo, desde Damasco, una fuente militar siria de alto rango negó en declaraciones que las fuerzas leales al presidente Bachar al Asad o las rusas estén detrás del presunto ataque químico. “Esas alegaciones son nulas y sin efecto. Ni los aviones sirios ni los rusos han empleado nunca armas químicas en su lucha contra el terrorismo”, sentenció la fuente, que pidió el anonimato.

VALORACIONES

Siria. La Comandancia General de las Fuerzas Armadas sirias achacó a los “grupos terroristas y sus aliados” la responsabilidad del uso de sustancias químicas.

Rusia. El Ministerio ruso de Defensa subrayó que su aviación no ha efectuado ningún ataque en las proximidades de Jan Shijún.

Naciones Unidas. El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá hoy de urgencia para analizar el supuesto ataque químico, a petición de Francia y el Reino Unido.

Estados Unidos. EEUU se sumó a las condenas internacionales e hizo hincapié en que esta acción “no puede ser ignorada por el mundo civilizado”.