Dos de cada tres personas consideran que las películas ofrecen una visión distorsionada del sexo

El 50% de la población considera que no ha recibido la suficiente educación sexual en su vida

EP - Miércoles, 5 de Abril de 2017 - Actualizado a las 18:22h

Una pareja de espaldas.

Una pareja de espaldas. (D.N.)

Galería Noticia

Una pareja de espaldas.

MADRID. Dos de cada tres personas consideran que las películasofrecen una visión distorsionadadel sexo, concretamente 44,7 por ciento de las mujeres y el 37,6 por ciento de los hombres, según se desprende del estudio'Ficción Vs Realidad en el Sexo' realizado por Bijoux Indiscrets, que pretende concienciar a la sociedad sobre la importancia del autoconocimiento para la educación sexual, tanto en mujeres como en hombres.

"La ficción nos enseña una cosa, pero la realidad nos demuestra otra", ha señalado Elsa Viegas de Bijoux Indiscrets, durante la rueda de prensa del estudio, que muestra como las películas pornográficas y románticas tienen una gran influencia en la anhelos, expectativas y comportamientos sexuales de la población.

El estudio muestra que el 62,8 por ciento de las mujeres y el 66,2 por ciento de los hombres consideran que las películas ofrecen una visión distorsionada del sexo, mientras que un 22 por ciento de las mujeres y un 38,2 por ciento de los hombres preferiría que el sexo que practican se pareciera más a las películas porno.

"El cine, incluyendo el porno, nos vende que el placer femenino sólo se consigue mediante penetración, no obstante, casi el 80% de los orgasmos donados en la librería son alcanzados mediante estimulación externa, es decir, del clítoris. Otra discordancia es que en la ficción las mujeres no suelen masturbarse, la única manera de alcanzar su orgasmo es acompañadas, sin embargo más de la mitad de los orgasmos donados son grabados a solas", explica Viegas.

Viendo estas contraposiciones, añade, "no es una sorpresa que muchas mujeres lleguen a sentirse frustradas cuando no alcanzan el orgasmo con sus parejas;o lleguen a pensar que tienen problemas físicos;problemas que pueden resolverse con información real capaz de borrar prejuicios y tabúes sociales".

De hecho, aproximadamente, el 50 por ciento de los encuestados afirma que no ha recibido la suficiente educación sexual en su vida. Asimismo, un 60 por ciento ha afirmado que tuvo su primera relación sexual entre los 15 y los 20 años, mientras que el 24 por ciento afirma solo haber tenido una pareja sexual en toda su vida, frente al 12,8 de los hombres. Ambos sexos coinciden - 59% mujeres, 64% hombres- al afirmar que sus relaciones sexuales son más placenteras ahora que cuando se iniciaron de jóvenes.

El estudio muestra además que el 22,5% de las mujeres españolas no llega al orgasmo nunca o casi nunca durante las relaciones sexuales y muchas se sienten tan presionadas para alcanzarlo (y alcanzarlo del modo en que sus parejas masculinas están esperando) que el 52 por ciento acaban por fingirlo de vez en cuando, y el 11,8 por ciento siempre, algo de lo que, por supuesto, el 84 por ciento de los hombres no son conscientes.

"Hay muchas personas con dificultades para llegar al orgasmo en pareja. Muchas de estas personas lo consiguen con facilidad masturbándose a solas pero, cuando están en la cama con sus parejas, no lo consiguen. Aunque es frecuente escuchar esto en boca de mujeres también hay muchos hombres a los que les sucede", ha explicado Ana Lombardía, sexologa y terapeuta de Sex Academy.

"La gran mayoría de las mujeres ha fingido un orgasmo en uno u otro momento de su vida. A veces llega un momento en que estas mujeres se cansan de simular su placer y quieren empezar a disfrutar de verdad", se lamenta.

Por otro lado, el estudio muestra que, en promedio, el deseo sexual está más presente y es más intenso en los hombres que en las mujeres. Así, el 24 por ciento de los hombres afirma sentir deseo sexual "continuamente", frente al 6,8 por ciento de las mujeres. Esta necesidad en los hombres les lleva a participar más en prácticas sexuales como ver pelicular pornográficas (18,7%) o tener sexo en grupo (18%).

PROYECTO LIBRERÍA DE ORGASMOS REALES

Durante el acto se ha presentado el proyecto la Librería de Orgasmos Reales, un lugar que ha recibido 1.619.000 visitas, donde se da a las mujeres la posibilidad de grabar y compartir de forma anónima el sonido de su orgasmo real para iniciar una conversación que permita romper los tabúes sobre la sexualidad femenina.

El proyecto cuenta ya con 750 orgasmos reales que proceden de 51 países diferentes, incluidos algunos conocidos por su cultura represora de la sexualidad femenina como India, China, Arabia Saudí o Pakistán y otros más liberados como Corea del Sur o los países occidentales.

De hecho, España, Estados Unidos, Alemania, México y Colombia son las cinco primeras nacionalidades que más han contribuido con sus orgasmos, mientras que Estados Unidos, Alemania, China, España y México han sido sus principales "consumidores", en franjas horarias nocturnas fundamentalmente entre las 21h y las 22h y las 1h y las 2h de la mañana.

Los orgasmos reales se han escuchado más 2,4 millones de veces y han sido compartidos en social media en 4.900 ocasiones, contribuyendo a generar debate acerca de la realidad de la sexualidad de las mujeres.

Las grabaciones, que eran acompañadas de pequeñas descripciones para dar contexto a nuestro estudio sobre la realidad del sexo, han permitido a Bijoux conocer las preferencias de mujeres de todo el mundo respecto a zonas erógenas, lugares preferidos para practicar relaciones o para masturbarse, e incluso sensaciones y estados de ánimo que provoca un orgasmo.

Así, el 74 por ciento de los orgasmos se alcanzaron con la estimulación del clítoris, el 27 por ciento con el punto G, el 19% con senos o pechos y un 4 por ciento jugando con las piernas. Asimismo, la mayoría de los orgasmos de la librería se alcanzaron en soledad (42%) pero también hubo parejas (18%) y algunos tríos (1,1%).

El 13% se grabaron en la cama, un 4,4% en el sofá, el 1,5% en el suelo o 1,1% en la cocina, así hasta alcanzar una larga lista de lugares que incluye el trabajo (1,9%) o un coche (1,2%). Éxtasis (32%), estremecedor (12%) o impulsividad (9,3%) son los principales conceptos que se asociaron a la práctica del sexo en nuestra plataforma.

"Este estudio demuestra que no hay un sólo camino al orgasmo y desmitifica la dicotomía entre clítoris y vagina, por lo que podemos afirmar que el orgasmo es uno y los caminos para alcanzarlo son infinitos, teniendo en cuenta que cualquier parte de nuestra anatomía, si sabemos estimularla, puede llevarnos al éxtasis", señala Silvia C. Carpallo, sexóloga, periodista y escritora

En su opinión, "las mujeres del estudio nos muestran que tienen muchas técnicas y herramientas para masturbarse, y que no solo lo hacen en la intimidad de su casa, sino que son capaces de buscar su orgasmo en lugares como el coche o el trabajo, quizás como un remedio efectivo contra el estrés y como fuente de bienestar. Parece que cada vez tienen más claro que el autoerotismo no es un tabú, sino que es salud".