Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Bicarbonato a tutiplén

Xabier Iraola Agirrezabala - Miércoles, 5 de Abril de 2017 - Actualizado a las 12:52h

Cada uno de nosotros tiene sus ideas, querencias y fobias particulares y por ello me extraña que mis seguidores críticos, que los tengo, se empeñen en subrayar en los comentario que envían mi particular fobia hacia los grupos ecologistas y/o conservacionistas cuando lo que realmente pretendo es, insistentemente además, es ensalzar y poner en valor el papel de los verdaderos ecologistas y/o conservacionistas que no son otros que los baserritarras.

Con todo el respeto que se merecen todas las personas que trabajan en pro de un fin positivo, creo que los baserritarras, agricultores, ganaderos y forestalistas, hacen bastante más, con el sólo hecho de trabajar la tierra y la cabaña ganadera como lo vienen haciendo desde hace un porrón de años, bastante más decía que estos nuevos advenedizos que ponen el foco sobre los bichos y dejan fuera de su mirada lo más importante, el ser humano, en este caso, que vive y trabaja la tierra. Tal es la desfocalización de esta gente y tal el abundante tiempo libre que disfrutan que, al menos en el caso que nos trae de cabeza este último año, la ganadería en la Sierra de Aralar (otra de mis querencias), lo dedican a impulsar concentraciones, recogida de firmas, mociones en ayuntamientos, etc aún a sabiendas que las decisiones ya están adoptadas por los representantes democráticos, en tiempo y forma previstas en la legislación.

Pero hablando de fobias, últimamente estoy notando que a semejanza de la Patiño en Sálvame, se me hincha la vena del cuello al oír las andanzas de algunas personas con sus mascotas, en este caso perros, que van ganando presencia en nuestras calles, adquiriendo un creciente peso en nuestras vidas y tal es el extremo al que hemos llegado que, incluso, hay gente que se atreve a decir que los perros son personas, no humanas, pero personas. Imagino que con el tiempo, más temprano que tarde, que estas nuevas personas alcanzarán un nuevo status y consiguientemente obtendrán, o mejor dicho les daremos, los derechos hasta ahora rerservadas a los seres humanos. ¡Tiempo el tiempo!

No crean que estoy desvariando, conozco casos de personas que se alimentan básicamente de productos de marca blanca que adquieren pienso de marca para su perro y tal es así el desnorte que vivimos que estos últimos días, la organización agraria AVA-ASAJA de Valencia ha denunciado la actuación de la cadena ALCAMPO, convencidos de que hay consumidores dispuestos a rascarse más el bolsillo por su perro  que por sí mismo, al ofertar a sus consumidores el arroz de los perros un 16% más caro que el destinado a los humanos. ¡Osea, el acabose!

Dentro de mis querencia, igualmente, están aquellos otros que rechazan la actividad forestal y la generación de actividad económica a través de una gestión controlada y sostenible de nuestros bosques a los que, imagino no les habrá gustado nada el bombo y platillo que han logrado dos noticias como la construcción de un bloque de viviendas de protección oficial en Hondarribia con su estructura elaborada íntegramente con madera de pino radiata (especie arbórea equiparable al mismísimo Lucifer) de nuestros montes y por otra parte, no menos importante, el caso de éxito de la empresa azpeitiarra Muebles LUFE que elabora toda su gama de muebles, también, con madera de pino radiata, igualmente, de nuestros montes.

Me puedo imaginar a los detractores de la actividad forestal, que los hay y muchos, tomándose un combinado de bicarbonato, manzanilla y almax para combatir la acidez estomacal generada por estas noticias positivas provenientes del pino radiata pero a mí, personalmente, ambos casos, me han dado una gran alegría y por ello quiero felicitar a sus protagonistas, en el caso de las viviendas al Gobierno Vasco por su valentía al impulsar un ejemplo que deber ir extendiéndose a otras promociones y en el caso de los muebles, chapeau por la familia Arrillaga que, tras varias caídas, ha encontrado el camino del éxito. Por cierto, valga como detalle que según me cuenta un amigo azpeitiarra que en la cuna de San Inazio, la principal, o al menos una de las principales empresas es la empresa ELMUBAS (antigua Piensos Bastida) que se dedica a producir, ¡cómo no!, pienso para mascotas.

Finalizo mi filípica con otro de los temas que integra el catálogo de querencias y fobias, la Política Agraria Común europea, la popular PAC, que me viene a la mente por el bombo mediático que ha obtenido la celebración en Madrid de la Conferencia “Construyendo la PAC del futuro post 2020” dónde se ha reunido lo más granado del sector primario, empezando por los representantes de las organizaciones agrarias y cooperativas, pasando por diversas entidades vinculadas a la actividad primaria para finalizar con las diferentes autoridades autonómicas (en nuestro caso, el viceconsejero Bittor Oroz) y la ministra Isabel García Tejerina y el comisario europeo del ramo, Phil Hogan.

Les dejo el apunte de la celebración de este importante encuentro que todo el sector ha mirado y posteriormente analizará con más detenimiento, sin entrar en harina porque todavía tengo que releer y volver a escuchar las palabras allí lanzadas, tomarme el consiguiente bicarbonato para hacer frente a la acidez que seguramente me generarán, pero con el aviso, o amenaza según se mire, de abordarlo muy próximamente.



Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad