Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
las pruebas videográficas, concluyentes

Le piden 30.000 € por una denuncia falsa de tocamientos en los pasados Sanfermines

Un francés estuvo dos días detenido y ahora reclama una indemnización
La procesada, a la que había tocado su novio, dice que acusó por “error”

Enrique Conde - Miércoles, 5 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Zona de bares de la Plaza del Castillo en Sanfermines.

Zona de bares de la Plaza del Castillo en Sanfermines. (J.A. Garaikoetxea)

Galería Noticia

Zona de bares de la Plaza del Castillo en Sanfermines.

pamplona- Una mujer navarra fue juzgada ayer en el Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona acusada de un delito de acusación y denuncia falsa por el que se enfrenta a una multa de entre 5.400 euros, que le solicita la acusación particular, y los 9.000 euros que le pide la Fiscalía y a una indemnización que oscila entre 9.000 y 24.650 euros por los daños causados al joven francés que estuvo detenido en los pasados Sanfermines acusado de realizarle unos tocamientos que no había cometido. El joven tuvo que cogerse una baja laboral de una semana.

La acusación particular la ejerce la familia del francés, con raíces familiares en Pamplona y vecino de Pau, que había llegado el fin de semana a la capital navarra con un grupo de amigos. Precisamente, en un altercado que terminó en una pelea (por ello hay otro procedimiento judicial abierto por un delito de lesiones contra uno de los visitantes galos) entre estos jóvenes franceses y los acompañantes de la ahora encausada, que iba con su novio y su cuñado, es donde se sitúa el origen de la denuncia falsa que ayer fue juzgada. Las pruebas videográficas captadas en el interior del bar Kiosko, de la Plaza del Castillo, fueron clarificadoras para demostrar la falsedad de los tocamientos denunciados, puesto que la mujer no tuvo en ningún momento contacto físico con la persona a la que luego denunció. Ello permitió que el asunto se archivara en el asunto de instrucción y el joven francés saliera entonces en libertad.

TRAS LA PELEA, DENUNCIAFue a raíz de la trifulca a base de puñetazos y agarrones cuando, al ser separados los contendientes, la mujer señaló al joven francés delante de la Policía Municipal como el hombre que minutos antes se le había acercado por la espalda y le había realizado tocamientos en el culo y en los genitales. Lo llamativo del caso es que los tocamientos existieron, pero los cometió la actual pareja de la mujer en un acto desinhibido, aunque según dijo ella, ayer en la vista, en ningún momento se lo confesó. Por eso, la acusada refirió que sentía mucho lo que había sucedido y que se encontraba avergonzada, pero que todo fue “un error”, y que ella no acusó al joven francés sabiendo que no le había tocado, sino que pensaba que realmente sí lo había hecho y que entró en shock al sentirse tocada por lo que no pudo percatarse de lo sucedido. Solo al ver el vídeo de la grabación lo pudo entender.

El joven francés, que reclama 24.651 euros de indemnización, manifestó ayer que, al inicio, cuando fue detenido por agentes de la Policía Municipal de Pamplona, pensaba que su arresto se debía a la pelea que había mantenido junto a sus amigos contra los acompañantes de la procesada. Sin embargo, al llegar luego a comisaría e informarle de que le imputaban un delito de agresión sexual, no daba crédito. Entonces relató su temor a dicha acusación, por estar fuera de su país y porque fue informado que de confirmarse los indicios podría terminar en prisión. Luego recordó que además de los dos días detenido, el suceso fue publicado por la prensa de su ciudad con datos, por lo que se le identificó en su entorno y, por ello, tuvo que cogerse una baja laboral durante varios días al habérsele relacionado con el suceso.

LAS CLAVES

Asunto archivado en instrucción. Un joven francés fue detenido acusado de la denuncia falsa de tocamientos en Sanfermines. Estuvo dos días detenido. Al ir a declarar al juzgado, se visionó el vídeo de las cámaras del bar y se comprobó que no tuvo contacto físico alguno con la mujer denunciante. Entonces se archivó el asunto y se dedujo testimonio de la denuncia de la mujer por su presunta falsedad.

Los tocamientos fueron de su pareja pero ella dice que no lo sabía. Quien realizó los tocamientos por la parte trasera a la mujer que luego imputó al ciudadano francés había sido en realidad su pareja, que estaba con ella en el interior del bar.

Piden multa e indemnización.