Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La lista puede crecer hasta el día 27

Una de cada cuatro localidades se irá de la zona no vascófona

Hasta el momento, 35 de los 154 municipios fijados por la LFV han solicitado pasar a la “zona mixta” representando a más de 35.000 habitantes
La lista puede crecer de aquí al 27 de abril con acuerdos de plenos
La oposición tacha de “imposición” que el cambio lo decidan los ayuntamientos y el Parlamento

Txus Iribarren/Agencias - Miércoles, 5 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Desfile durante la fiesta organizada por Sortzen en 2015 en Falces para reivindicar el derecho a vivir y estudiar en euskera.

Desfile durante la fiesta organizada por Sortzen en 2015 en Falces para reivindicar el derecho a vivir y estudiar en euskera. (María San Gil)

Galería Noticia

Desfile durante la fiesta organizada por Sortzen en 2015 en Falces para reivindicar el derecho a vivir y estudiar en euskera.

Pamplona- Mientras que los grupos que apoyan al Gobierno y los de la oposición siguen en una situación de bloqueo dialéctico en torno a un debate con argumentos ya de sobra conocidos en un sentido y otro (ayer con la presencia de la propia presidenta Uxue Barkos a requirimiento de UPN y PPN, que junto al PSN critican la política lingüística por verla como una “imposición” o sin “base social”), las localidades siguen ejerciendo su derecho democrático desde la autonomía municipal sumando cada semana un nuevo puñado de pueblos a la “lista de espera” para entrar a la zona mixta, una demanda social a la que el Parlamento dará cauce legal en breve actualizando parcialmente con su mayoría absoluta la Ley Foral del Vascuence (que data de hace 30 años) que enumera la relación de municipios situados en cada zona. A día de hoy ya son 35 (un 22,7% de los 154 de la zona no vascófona) los que han solicitado esta modificación legal a través de sus plenos que representan a una población global de más de 35.000 habitantes y pueden ser más, si formalizan su libre adhesión antes del 27 de abril, fecha clave para la presentación de enmiendas a esta modificación de la ley ya en trámite.

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, aseguró ayer en el Parlamento que la inclusión de más municipios en la zona mixta es un cambio que “la propia ley prevé” y que es una cuestión que se debe vivir con “normalidad”, ante la que mostró un “escrupuloso respeto” tanto hacia al autonomía municipal como hacia una proposición de ley “que han traído cuatro fuerzas parlamentarias y que cuentan con la mayoría parlamentaria necesaria para sacarla adelante”.

Barkos añadió que “es la propia norma la que abre la puerta” a esta modificación, pues “es un cambio que la propia ley prevé” y que se debe vivir “con normalidad”, y negó las afirmaciones vertidas por la popular Ana Beltrán sobre que esta medida supone “otro paso más” en la “derogación de facto de la Ley del Vascuence y la zonificación establecida”. “No comparto que esta realidad suponga una derogación de facto, porque la ley y su mecanismo de zonificación se mantienen -aclaró-, lo que no se mantiene es el mapa de la voluntad municipal frente a la imposición que supone la ley”. Las palabras de la presidenta no hicieron cambiar de opinión ni al PPN (Ana Beltrán), que le acusó de “dar gato por liebre para cambiar la ley y fracturar Navarra”);ni de UPN, cuyo líder Esparza señaló que la “política lingüística no se puede ni imponer ni improvisar”;ni del PSN (María Chivite), que vio en este tema y en otros una agenda oculta del Gobierno para “euskaldunizar Navarra”.

Desde los grupos que apoyan el cambio se rebatieron estas criticas. Unai Uhalde (Geroa Bai) subrayó el carácter “libre y voluntario” del paso a la zona mixta;Dabid Anaut (EH Bildu) apostó por “abrir puertas en lugar de levantar muros”;Laura Pérez (Podemos) señaló que los que ahora hablan de “imposición” son los que durante 30 años promovieron de facto una “prohibición”;y, finalmente Nuin (I-E) vio en la oposición una estrategia política de repetir mensajes falsos de manera “machacona” para crear “ansiedad en la población”.

réplica de barkos

ansoáin: 30 años y sólo un técnico

Ni prohibir ni imponer. Uxue Barkos replicó a los portavoces de la oposición que están dando “paraguazos parlamentarios y se están divorciando del conjunto de la ciudadanía y de sus propias posiciones en la historia de esta normativa”. Criticó que se pretenda dibujar un “supuesto apocalipsis municipal” y afirmo que en el Ayuntamiento de Ansoáin, “después de 30 años en la zona mixta, hay una persona con perfil lingüístico en euskera, la del técnico de euskera”. De hecho el cambio de estatus de zona no vascófona a zona mixta realmente no supone una obligación para los Ayuntamientos, sino se levanta una posible prohibición y se da la opción.