Atados los 3 millones que debe pagar Nasuvinsa a Iruña tras la subasta

El primer pago se realizará antes del 31 de enero de 2018 según se establece en el convenio con Laparra

Miércoles, 5 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Las nueve torres de entre 9 y 17 alturas más planta baja proyectadas junto a la calle Aralar.

Las nueve torres de entre 9 y 17 alturas más planta baja proyectadas junto a la calle Aralar. (Foto: cedida)

Galería Noticia

Las nueve torres de entre 9 y 17 alturas más planta baja proyectadas junto a la calle Aralar.

pamplona- El Ayuntamiento de Pamplona obtiene en esta operación vía convenio una parcela dotacional para un futuro Civivox y tres millones para su construcción, así como un solar para levantar un edificios de baja más nueve alturas (unas 32 viviendas) y una participación en la parcela comercial como resultado de las cesiones obligatorias. En total, por la venta del aprovechamiento y impuestos se estima que el beneficio es de 6,6 millones, además de los tres millones destinados al nuevo equipamiento. En el convenio ayer refrendado por la Junta de Gobierno y que suscriben el alcalde de Pamplona y el vicepresidente Miguel Laparra, Nasuvinsa se compromete al pago de tres millones de euros al Consistorio para la construcción de un centro cívico-Civivox siguiendo el compromiso recogido en el primer convenio urbanístico suscrito en 2011. Nasuvinsa se “obliga” a realizar el pago una vez solventada la subasta de las parcelas previamente adquiridas a la comunidad salesiana. Así, un primer pago de 900.000 euros se realizará antes del 31 de enero de 2018 tras formalizarse la escritura de la venta de las parcelas adjudicadas. Un segundo pago de 1,5 millones antes del 31 de julio de 2019, a partir del “mes decimocuarto siguiente a la formalización de la escritura pública de las parcelas adjudicadas en subasta”, y un tercer pago de 600.000 euros a partir del cumplimiento del plazo de 18 meses desde la formalización de la venta.

La sociedad pública también se compromete a ceder de forma “gratuita” al Ayuntamiento de Pamplona una parcela de 1.358,34 metros cuadrados libre de cargas con una edificabilidad total de 3.000 m2 junto a la calle Media Luna. La previsión se “recoge en el proyecto de parcelación presentado para obtener licencia”. La entrega de la parcela se realizará cuando se derriben las edificaciones que la ocupan. La inscripción de la parcela será a nombre del Ayuntamiento.

El convenio recoge el protocolo suscrito el 13 de enero de 2011 entre el Gobierno, los ayuntamientos de Pamplona y Egüés, y Salesianos para favorecer el traslado del centro de formación profesional a Sarriguren.

A partir de ahí el Gobierno aprobó con caracter definitivo el Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal en julio de 2012. El 18 de junio de 2015 se cerró también el Plan Especial impulsado por Nasuvinsa que detalla la propuesta de las nueve torres.

En el acuerdo de 2011 quedaba claro que una vez aprobado el PSIS, Salesianos vendía la parcela de la calle Aralar a Vinsa asumiendo el pago del “impuesto de plusvalía” al Ayuntamiento de Pamplona. El Gobierno a su vez adquiría tres parcelas de Sarriguren donde se trasladaba el centro educativo. El convenio establece cuál es el objeto social de Navarra de Suelo y Vivienda SA (antes Vinsa) en la promoción y desarrollo de suelo industrial y residencial correspondientes a programas previstos por el Gobierno de Navarra o entidades públicas, así como la gestión de planeamiento, actividad urbanizadora y de rehabilitación. En principio se espera que la apertura del nuevo centro de Sarriguren sea realidad para el curso 2019-2020. - A.I.