El Ayuntamiento da luz verde al trámite que permitirá subastar el solar de Salesianos

La licencia convertirá en 11 parcelas para 400 pisos el actual colegio

El convenio con Nasuvinsa recibe el rechazo de Aranzadi e IE Piden al Gobierno que cambie el proyecto de torres porque está “a tiempo”

Ana Ibarra | Unai Beroiz - Miércoles, 5 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Joseba Asiron y Joxe Abaurrea se dirigen a la tercera planta para informar.

Joseba Asiron y Joxe Abaurrea se dirigen a la tercera planta para informar. (Foto: Unai Beroiz)

Galería Noticia

Joseba Asiron y Joxe Abaurrea se dirigen a la tercera planta para informar.

pamplona- “Obligado por imperativo legal, es un acto reglado” y porque no existe ningún elemento legal ni formal que justifique oponerse a la concesión de la licencia, aseguró ayer el concejal de Urbanismo Joxe Abaurrea después de que el área de Ciudad Habitable y Vivienda aprobara conceder a Salesianos la licencia de parcelación del solar, que “no es de construcción”. La licencia de parcelación (solicitado por la congregación hace año y medio) posibilita que la congregación religiosa venda a través de Nasuvinsa las parcelas para construir alrededor de 400 viviendas, y se formalizará a partir de hoy. A su vez, la Junta de Gobierno refrendó ayer (EH Bildu y Geroa Bai), con el voto en contra de Aranzadi e I-E, el convenio con la sociedad pública Nasuvinsa como parte inseparable de la citada licencia. Dicho convenio deja atado lo que Pamplona obtiene en esta operación que favorece el traslado del colegio a Sarriguren. De forma paralela el Ayuntamiento cree que el Gobierno está a tiempo de cambiar el proyecto de las nueve torres de hasta 18 alturas en el solar del II Esnanche donde se ubica el centro educativo. El Ayuntamiento apuesta por modificar ese plan para poder construir en “planta baja más ocho alturas con edificios similares a los del entorno”. El alcalde Joseba Asiron dijo que “hay que parar este proyecto y estamos a tiempo”, y es el Gobierno, dijo, como “órgano competetene para modificar el Plan Especial”, quien “no debe permitir esta aberración en el II Ensanche y primar el futuro de la ciudad frente a otros intereses de una congregación y de promotores”.

Por otro lado, Abaurrea advirtió que tras la concesión de la licencia se deben llevar a cabo tres pasos hasta que, en su caso, se pudiera otorgar la licencia de obras. El primer paso es la inscripción registral. Este paso depende de Salesianos que tiene entre un mes y mes y medio de plazo para inscribir en el registro las nuevas parcelas (11 lotes).

Un segundo paso es la firma de un convenio para la subasta de esas parcelas que lo firman el Gobierno de Navarra y la Congregación Salesiana. El Ayuntamiento no participa, pero es el acto que se vería “afectado” si el Gobierno de Navarra acepta modificar el Plan Especial. Así como hay un mes para la inscripción registral de las parcelas, la firma de este convenio no tiene plazo legal definido, añaden.

Por último, también sin fecha definida, se debería llevar a cabo la subasta de las parcelas. Acto de “no retorno, si se llega a él, en el que ya debería estar incluida la modificación que solicita el Ayuntamiento”. Desde el Consistorio se insiste en que si Gobierno y Salesianos trabajan en la línea de modificar el PSIS y las condiciones de edificabilidad contarán con el “apoyo institucional” del Consistorio. Si no es así, el Ayuntamiento continuará defendiendo “la paralización” del proyecto. Únicamente cuando la propiedad de las parcelas esté ya legalmente en manos de las empresas promotoras se podría conceder la licencia de obras y comenzar la ejecución real del PSIS, “lógicamente con la edificabilidad que se haya acordado en el convenio que fija las condiciones de la subasta”.

informe de pérdidasAbaurrea comentó también el contenido de un informe, encargado por el Gobierno de Navarra y elaborado por la empresa pública Nasuvinsa, que señala que el rediseño de las torres de viviendas previstas en manzanas como las actuales del II Ensanche supondría unas pérdidas de 14,5 millones de euros, debido a la devaluación de un 25% del precio de las parcelas. Además, esas pérdidas podrían aumentar en 37 millones más, es decir una suma total de 51,5, en caso de solicitud de indemnizaciones por parte de Salesianos. Desde el Ayuntamiento se señala que en ningún momento el informe sustenta sus conclusiones en unos criterios económicos “claros” y no es “objetivo” porque viene redactado por quienes participaron en el plan. Según Abaurrea, no es cierto que se pierda el 25% del aprovechamiento en el planteamiento de doble manzana porque la “edificabilidad es la misma”. Y añadió que con un virtual retraso (se calcula unos diez meses) el valor de los terrenos en realidad se iría incrementando según la previsión del mercado. “Pedimos audacia al Gobierno y a la congregación que rectifique, que actúe con altura de miras y que en cualquier caso rebaje sus pretensiones económicas para financiar su nuevo centro a lo realmente razonable”, agregaron. Preguntado por la postura de Salesianos, Abaurrea reconoció que las posiciones se han ido “endureciendo”.