finalizará el 9 de abril en la capital navarra

Iruña organiza tres áreas festivas para recibir a la Korrika en su 20ª edición

Labrit, plaza de los Ajos y Antoniutti, escenarios donde habrá hinchables, tómbolas y conciertos de grupos punteros

EFE - Miércoles, 5 de Abril de 2017 - Actualizado a las 13:59h

Presentación del cierre de la Korrika en Pamplona.

Presentación del cierre de la Korrika en Pamplona. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Presentación del cierre de la Korrika en Pamplona.

PAMPLONA. La 20ª edición de la Korrika, carrera a favor del euskera, finalizará el próximo 9 de abril en Pamplona, donde se organizarán tres espacios festivosque acogerán, entre otras actividades, hinchables, conciertos y ferias de artesanía.

La programación festiva ha sido presentada hoy por su responsable Arantxa Ilarreguien una conferencia de prensa en la que ha destacado que el acto principal tendrá lugar a las 12:30 horas en el Monumento a los Fueros

Ese acto, ha indicado Ilarregui, será presentado por la periodista Reyes Ilintxetay en el mismo se procederá a leer el mensaje de esta edición, que hará llegar la coordinadora de euskaldunización y alfabetización, AEK.

La primera de las tres áreas festivas se ubicará en el frontón Labrit, donde tendrá lugar una comida popular y bailes, y la segunda, localizada en la plaza de los Ajos y el Rincón de la Aduana, se dirigirá a un público familiar y se habilitarán hinchables, talos, tómbolas y ludoteca, entre otros servicios.

El tercer espacio festivo se instalará en Antoniutti, donde se han organizado diversos conciertos con grupos "punteros", que comenzarán a tocar pasado el mediodía.

Además, en el Casco Antiguo también se habilitarán espacios festivos como en el Ayuntamiento de Pamplona, donde actuarán los zanpantzares, en la plaza San Francisco, donde se ubicará la feria de Errigora o en la plaza San Nicolás, donde tendrá lugar un mercado de artesanía.

En esta edición, como ha apuntado Ilarregui, los participantes que deseen comer sus propios productos podrán hacerlo en la sociedad Zaldiko Maldiko, donde también tendrán servicio de barra.

Ha comentado también que se pondrá a disposición de los asistentes un número de teléfono, habilitado durante todo el día, para "el protocolo en contra de la violencia sexista" y que se utilizarán vasos reutilizables.

Por su parte, el responsable de la organización de esta edición de la Korrika, Asier Amondo, ha precisado que quedan alrededor de 1.200 kilómetros para que la carrera llegue a Pamplona, la capital que más finales ha acogido a lo largo de todas sus ediciones.

"Los vivimos (en referencia a los kilómetros) llenos de intensidad y de ilusión", ha remarcado para añadir que los últimos kilómetros de la marcha serán "especiales" y el testigo lo llevarán "agentes sociales, educativos, del euskera y medios de comunicación" y vendrán "cargados de simbolismo".

Amondo ha incidido en la idea de que la Korrika de esta edición pretende "mirar con ilusión al futuro" y ha considerado que "el ambiente político que se está dando estos últimos días es favorable a Korrika y a la recuperación del euskera".

Para Amondo, la "sensación" de la Korrika este año, desde que se inició el pasado 30 de marzo en Otxandio, es que "hasta ahora ha habido más gente en todos los sitios" y, ha agregado, que para ellos ese hecho "es un termómetro muy importante".

"El ambiente que se respira es que en Pamplona el día 9 va a haber mucha gente", ha subrayado para añadir que la Korrika supone "una ilusión, algo que nos da fuerza a todos".