construcción de hasta 400 nuevas viviendas

Nasuvinsa se encargará de subastar en siete lotes el solar de Salesianos

Laparra dice que se trabaja desde el Gobierno para cambiar “lo que se pueda” el convenio, pero que depende de la orden

A. Ibarra - Jueves, 6 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Recreación del proyecto ganador del concurso de ideas de Nasuvinsa.

Recreación del proyecto ganador del concurso de ideas de Nasuvinsa.

Galería Noticia

Recreación del proyecto ganador del concurso de ideas de Nasuvinsa.

pamplona- La sociedad pública Nasuvinsa se encargará de subastar los siete lotes en los que se va a dividir el solar de Salesianos cuando el centro formativo se traslade a Sarriguren y se puedan construir hasta 400 nuevas viviendas. El Gobierno de Navarra se encarga de pilotar esta operación gestada en la anterior legislatura por UPN. Hasta que no se lleve a cabo la subasta o venta de las parcelas al mejor postor (promotores privados para que puedan edificar viviendas) la propiedad del suelo seguirá en manos de Salesianos. En el caso de que la orden religiosa vea cumplidas las expectativas económicas (se estima en unos 47 millones el coste del traslado) para financiar la construcción del nuevo centro de FP, formalizará con Nasuvinsa la adjudicación de las parcelas a través de un convenio. Si la subasta no cubriera la cantidad esperada podría renunciar a la operación y mantener el colegio en su sitio, señalaron desde Nasuvinsa. Por su parte, el Ayuntamiento de Pamplona ha dado esta semana licencia de parcelación a la congregación religiosa como acto “reglado y obligatorio” en respuesta a la petición de Salesianos. En realidad el equipo de gobierno está en contra de que el colegio salga del Ensanche, y de que se construyan nueve edificios de hasta 18 alturas, y ha pedido al Gobierno que modifique el Plan Especial para evitar el impacto de las nueve torres. Ahora Salesianos tiene un mes para inscribir en el Registro las parcelas. Posteriormente, transmitirá al Ayuntamiento la parcela dotacional para un civivox. El siguiente paso es que Salesianos inste a Nasuvinsa a la firma de un convenio o contrato privado y autorice a la sociedad pública a iniciar la subasta. Ésta llevará a cabo la subasta y fijará en el pliego las condiciones para que cada empresa pueda optar únicamente a un máximo de dos lotes. La subasta tardará unos tres meses, y año y medio todo el proceso hasta el inicio de las obras de las viviendas. Queda pendiente de convenio el reparto de plusvalías si se obtuviera más dinero del necesario.

seguridad jurídicaPor su parte, el vicepresidente Miguel Laparra afirmó ayer que el Ejecutivo “está trabajando en gestionar” el proyecto de Salesianos para dar “la máxima seguridad jurídica a todas las partes” y que “no se produzca un perjuicio económico para el conjunto de la ciudadanía, y tampoco para el Gobierno”. “Tenemos un informe económico sobre la mesa sobre que podría tener unas implicaciones importantes cualquier tipo de actuación que no fuese negociada con Salesianos”, expuso. “Lo que está haciendo el Gobierno es seguir hablando con intensidad con Salesianos para lograr también modificar lo que se pueda del convenio, de acuerdo con sus propios intereses. Teóricamente del convenio con Salesianos y de sus objetivos en este proyecto por poderse se puede modificar todo, pero siempre con su visto bueno”, subrayó. En lo que tiene relación con los intereses económicos Salesianos ha sido “tremendamente firme” y es “más complicado” de modificar “todo lo que es revisar aprovechamientos, impacto económico en la consecución de fondos para la financiación del proyecto tal y como se ha planteado y diseñado”. En opinión de Laparra, “va a ser muy difícil que Salesianos asuma una reducción de lo que ahora ya es un derecho económico sobre la actuación en esas parcelas”. “A partir de ahí, sí que podemos hablar de procesos que den más garantías en cuanto a la ejecución del propio proceso, que dé más seguridad al Gobierno y Nasuvinsa sobre los riesgos y no riesgos que no habría que asumir, en esa línea se negocia”.