La charla

La triple ‘T’

Por Álvaro Meoqui - Viernes, 7 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Galería Noticia

“Buscáis la fama, pero la fama cuesta. Pues aquí es donde vais a empezar a pagar: con sudor.” Con esta frase una profesora de baile americana indicaba a sus alumnos cuál era el camino a lo más alto. Muchos de ustedes saben de qué profesora hablo, otros más jóvenes quizás no. Lo que sí deben saber todos es que el camino al éxito pasa por el sudor.

Un amigo mío exciclista coincidió con el malogrado ChavaJiménez en sus años de aficionado. Me cuenta las cosas que hacia el abulense para poder llegar a ser profesional y se me cae la baba. Hasta quince días dice que estuvo sin comer para bajar peso y todo por dar el salto. Eso era más que sudar. También me apasiona la historia de Carolina Marín contada por su padre, lo que hizo aquella chiquilla por ser profesional del bádminton. Algo casi imposible fuera de Asia.

Cuando alguien busca ese salto al profesionalismo debe tener muy claro que sin el sudor de su frente no existe. Estos días se habla mucho del amaño del Eldense y la mafia italiana que lo gestionaba. Supongo que están informados del caso. El otro día salió la noticia hasta en mi sopa. De toda esa asquerosa historia me quedo con que hay jugadores que pagaron miles de euros por jugar en ese equipo y que fuera su escaparate al fútbol profesional. Otra locura, aunque de peor gusto y por supuesto con un sudor comprado.

Cuando uno está a un solo paso de ser deportista profesional o como en este caso, futbolista, debe tener en cuenta las tres T. La primera T es el trabajo, sin trabajo no existe futbolista en la elite. Azpilicuetas, Sanjurjos, Flaños y demás se lo pueden contar. La segunda T es el talento, sin talento no hay paraíso y no piensen mal. Por cierto, nunca sabré si el talento se puede entrenar. La última T es la mala, la que no aporta nada y además te da problemas. Es la t de trampa, ésta no llega a mayúscula. El sudor no se puede comprar por muy mafioso que seas. La fama quizá sí.