¿Progreso?

Roberto López Iracheta - Viernes, 7 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

En los últimos años ha habido un aumento en el número de casos de acoso escolar e, incluso, de suicidios relacionado. Tras muchas horas pensando sobre este tema e intentando buscar responsables o, mejor aún, soluciones, creo que el sistema educativo tiene mucho que ver. Estas muertes no me parece que sean únicamente responsabilidad de una cuadrilla de jóvenes crueles que se encargan de insultar, pegar o “hacer el vacío” a niños indefensos. En parte sí, pero, en realidad, pienso que todos somos culpables, son los profesores, son los padres, es la sociedad, somos tú y yo y es, en gran parte, el sistema educativo. Vivimos en un mundo donde los niños aprenden más idiomas que nunca, más matemáticas, más lengua, pero… ¿es esto suficiente? Quizás nos tendríamos que plantear esta pregunta con más frecuencia, quizás estemos creando “cerebritos”, quizás nos estemos limitando a preparar buenos ingenieros, buenos arquitectos y esto está genial, por supuesto, pero… ¿estamos formando personas tolerantes, respetuosas, educadas…? Creo que la respuesta se puede deducir con salir a la calle, ir a la puerta de un instituto o montarse en el transporte público. Creo que es el momento de que todos abramos los ojos, que nos demos cuenta de que, realmente, cada vez más niños sufren y mueren debido a esto y es labor de todos el evitarlo. Optemos por educar personas, enseñemos a nuestros niños que no todos somos iguales pero que todos tenemos el mismo valor, que somos diferentes, únicos e irrepetibles y eso es lo que nos hace especiales a cada uno. Aceptémonos a todos por igual, con nuestras virtudes y nuestros defectos, sólo así lograremos dar un paso en la lucha contra el bullying. Reaccionemos, por favor, padres, profesores, pediatras, psicólogos, periodistas... levantémonos del sofá, cada día más niños sufren hasta el punto de quitarse la vida. No seamos permisivos, eduquemos personas con valores, tendamos la mano a los más débiles, denunciemos, hablemos del bullying, hablemos con nuestros hijos, no permitamos ni un caso más.