Lodosa sumará dos desfibriladores y formará a empleados

Un aparato irá en el coche de los agentes municipales y el otro se quedará fijo

María San Gil - Viernes, 7 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El único DESA que hay en Lodosa en la actualidad está en las piscinas.

El único DESA que hay en Lodosa en la actualidad está en las piscinas. (MARÍA SAN GIL)

Galería Noticia

El único DESA que hay en Lodosa en la actualidad está en las piscinas.

lodosa- El Ayuntamiento de Lodosa, tal y como informaron este miércoles, va a comprar dos desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) por valor de 3.000 euros y, además, va a formar a empleados municipales con el objetivo de lograr una mayor cobertura y de conseguir que el municipio sea una zona cardioprotegida ya que ahora el único aparato se encuentra en las piscinas municipales.

En este caso, y tal y como apuntaba el alcalde de la localidad Pablo Azcona, la idea es que uno de los aparatos esté en el vehículo de los agentes municipales, que serán tres de las personas recibirán la formación necesaria para usarlos, y el otro, aunque puede estar en algún punto fijo como el colegio público Ángel Martínez Baigorri, también se movilizará cuando sea necesario dependiendo de los eventos que haya a lo largo del año.

Además de los tres agentes, que como aseguraba Azcona son de los primeros en acudir a una emergencia, también recibirán el curso otras personas que aún están por determinar pero que bien podrían ser docentes del centro educativo, el encargado del frontón, el del pabellón e incluso el propio coordinador deportivo.

para el veranoLa misma empresa que facilitará los desfibriladores externos será la encargada de impartir el curso formativo. La idea es tener todo cerrado esta misma semana para que de cara al verano estén los dos aparatos disponibles y todas las personas formadas.

Los agentes municipales sumarán este curso a otras mejoras y cambios que están experimentando estos meses ya que hay que recordar que, en primer lugar, han distribuido “de forma más eficiente” su jornada laboral.

Además, y con la idea de mejorar poco a poco el servicio que pueden prestar a la ciudadanía, los agentes cuentan con una PDA que les permite agilizar y digitalizar su trabajo, y también está previsto que en las próximas semanas cambien su vestimenta amarilla por un tono azulado.

Por último, tal y como reiteraban desde el Consistorio, esperan dotarles de vehículos eléctricos en una apuesta por la movilidad sostenible, el cuidado del medio ambiente y el ahorro económico.