Ana Botín, reelegida con más apoyo que su padre, el 97%

El Santander elevará un 5% el dividendo en 2017, hasta 22 céntimos de euro por acción

Sábado, 8 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Ana Botín.

Ana Botín. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Ana Botín.

madrid- La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, fue reelegida con el apoyo del 97% de los accionistas de la entidad, un respaldo récord en el histórico de la entidad y muy superior al que obtuvo su padre y antecesor en el cargo, Emilio Botín, en la última junta en la que fue ratificado. En aquella ocasión, en 2012, el veterano banquero renovó con el visto bueno del 74,76% del capital del Banco Santander y tras su fallecimiento en septiembre de 2014, Ana Botín, que anunció un aumento del 5% del dividendo en 2017, accedió al cargo con la aprobación del consejo de administración de la entidad. Sin embargo, desde entonces no había renovado su cargo de consejera y, por lo tanto, no había sido reelegida como presidenta, algo que ha conseguido con cifras récord en la historia de la entidad.

Si se compara con el resto de grandes entidades españolas, Ana Botín se coloca en el podio de los que cuentan con mayores apoyos, por detrás del presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, reelegido recientemente con un respaldo del 99,5% y del primer ejecutivo de Banco Sabadell, Josep Oliú, que obtuvo un apoyo del 97,84% de los accionistas en 2015. En el caso del número uno de BBVA, Francisco González, el banquero fue reelegido en 2016 con un apoyo del 96%.

Botín anunció durante su intervención en la junta general de accionistas de la entidad, celebrada este viernes en Santander, que la entidad tiene la intención de aumentar un 5% el dividendo por acción en 2017, situando la retribución total en 22 céntimos de euros por título.

El esquema de abono estará compuesto por tres dividendos en efectivo de 0,06 euros por acción cada uno y otro de 0,04 euros correspondiente al programa de dividendo flexible o scrip dividend del banco, Santander dividendo opción.

El consejo de administración propondrá a la junta de accionistas este incremento, que supondrá un aumento del dividendo total de un 5% y del importe que se paga en efectivo, que crecerá alrededor de un 9%. De acuerdo con la presidenta de Santander, la entidad mantiene con esta intención la senda de incremento del dividendo en efectivo por acción que responde a la política del banco y que es “positiva”, porque permite al accionista elegir en qué invertir el dividendo que recibe y porque no diluye su participación.

En su opinión, la entidad se enfrenta a un “enorme desafío”, que es la transformación digital, algo que no solo tiene que servir para hacer lo mismo de distinta forma, sino para hacer cosas que antes la entidad no concebía. Según apuntó, Santander se quiere convertir en “un nuevo banco”, capaz de prestar servicios que antes no imaginaba. Botín, además, destacó que España puede elevar su relevancia institucional en “época de cambios transformadores”. - D.N.