se suma a la carrera del vehículo eléctrico

Volkswagen Navarra espera comenzar a fabricar los primeros Polos híbridos a partir de 2021

El Gobierno foral invertirá cuatro millones en proyectos de I+D+i sobre vehículo eléctrico

Juan Ángel Monreal | Unai Beroiz - Sábado, 8 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Daniel Iriarte (KYB) Roberto Lanaspa (ACAN), Manu Ayerdi, Luis Valerio (Grupo Renault), Julián Jiménez (SKF), Miguel Ángel Royo (VW Navarra) y Roberto Yoldi (Gobierno de Navarra).

Daniel Iriarte (KYB) Roberto Lanaspa (ACAN), Manu Ayerdi, Luis Valerio (Grupo Renault), Julián Jiménez (SKF), Miguel Ángel Royo (VW Navarra) y Roberto Yoldi (Gobierno de Navarra). (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Daniel Iriarte (KYB) Roberto Lanaspa (ACAN), Manu Ayerdi, Luis Valerio (Grupo Renault), Julián Jiménez (SKF), Miguel Ángel Royo (VW Navarra) y Roberto Yoldi (Gobierno de Navarra).

PAMPLONA. VolkswagenNavarra se sumará a la carrera del coche eléctricopartir de 2021, cuando espera comenzar a fabricar los primeros VW Polo híbridoscomo paso previo al montaje de coches completamente eléctricos. La planta navarra, que afronta entre 2017 y 2018 el lanzamiento de dos nuevos modelos, pasará a nutrir un mercado eléctrico creciente, que en 2025 copará alrededor de un 25% de la producción mundial de automóviles.

La hoja de ruta ha sido marcada desde la dirección del consorcio alemán, que no confirmó su apuesta decidida por la movilidad eléctrica hasta el estallido del escándalo de las emisiones diésel en 2015. Desde entonces ha ido anunciando el lanzamiento de nuevos modelos eléctricos, si bien el grupo confía también en la tecnología híbrida. “Con una autonomía de 80 kilómetros, se puede circular entre semana en eléctrico y tener un motor de combustión para el fin de semana, cuando la mayor parte de las personas hace los desplazamientos más largos”, dijo Miguel Ángel Royo, de VW Navarra. En el caso del Polo, que estrena con el A07 nueva plataforma, existe además un problema añadido para la fabricación 100% eléctrica: se trabaja sobre una plataforma distinta.

Royo participó junto a Arturo Resano, responsable del coche eléctrico en la planta, en una mesa redonda organizada por el clúster de Automoción de Navarra (ACAN), que celebraba una jornada para presentar su plan estratégico, después de años de una actividad de perfil muy bajo. La incorporación de Volkswagen Navarra ha dinamizado el clúster, que ahora agrupa a las empresas que representan cerca del 80% de la facturación del sector.

En el acto participó Manu Ayerdi, vicepresidente del Gobierno de Navarra, quien anunció que durante los próximos tres años hasta cuatro millones de euros en proyectos plurianuales de I+D+i relacionados con el vehículo eléctrico. Además, según adelantó Ayerdi, la empresa pública Sodena va a realizar, con la colaboración del sector de la automoción, un análisis “riguroso y en profundidad” sobre el reto estratégico que puede suponer para Navarra la fabricación de este tipo de vehículo. Para ello se analizarán las capacidades técnicas de las empresas navarras, la posición competitiva que tienen y la ventaja que pueden obtener, entre otras cuestiones. Asimismo, se elaborará un plan de acción concreto que facilite el tránsito de los negocios actuales hacia los del futuro.

La Estrategia de Especialización Inteligente (S3) de Navarra recoge como uno de sus 24 retos concretos el vehículo eléctrico. Además, el Plan Energético contempla ayudas a la compra de estos vehículos y el Plan de Industria define un programa de desarrollo de capacidades de los proveedores de automoción hacia el vehículo eléctrico. Además, Sodena ha reinvertido seis millones de euros en un fabricante de autobuses eléctricos en asociación con CAF.

El vicepresidente Ayerdi ha reconocido que el Gobierno foral tiene “el compromiso de favorecer el desarrollo e implantación en Navarra de nuevas soluciones de movilidad”. “Es necesario poner el foco en generar energía eléctrica limpia, pero también lo es ponerlo en el transporte”, admitió Ayerdi, antes de señalar que en España serán necesarios 300.000 coches eléctricos para cumplir con los objetivos marcados por Europa. “Un reto y, sin duda, una gran oportunidad de negocio”, dijo.