Trump devuelve a los conservadores la hegemonía en el Tribunal Supremo

Neil Gorsuch, nominado por el presidente, elegido nuevo juez tras cambiar el Senado, con mayoría republicana, las reglas

Sábado, 8 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

washington- El presidente de EEUU, Donald Trump, consiguió ayer uno de los mayores triunfos de su corto mandato al devolver a los conservadores la hegemonía del Tribunal Supremo, una victoria política que le permitirá tomar aire y olvidar por un momento las polémicas que le rodean. “Este es de lejos uno de los mayores logros de la Presidencia de Trump. No ha conseguido aún la aprobación de ninguna ley y sus acciones ejecutivas de mayor perfil están bloqueadas por los tribunales. Esta es una victoria clara y significativa”, dijo Ilya Shapiro, analista que trabaja para el Instituto Cato, un centro de estudios de ideología conservadora.

La confirmación de Neil Gorsuch como nuevo juez del Tribunal Supremo también supone un triunfo para el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, quien el jueves cambió las normas de la cámara para poder confirmar al magistrado por mayoría simple y no necesitar el apoyo de 60 de los cien senadores.

En un gesto sin precedentes, los republicanos recurrieron a la “opción nuclear” y cambiaron las reglas del Senado a pesar de la oposición en bloque de los demócratas.

Precisamente, la brecha entre los dos partidos a la hora de confirmar a Gorsuch empaña la victoria de Trump, según dijo Anil Kalhan, profesor de Derecho de la Universidad Drexel, en Filadelfia. “Siempre debe entenderse como una victoria política que un presidente consiga que su nominado llegue al Tribunal Supremo y sea confirmado. Pero esta vez debe de ser entendido como una victoria bastante fea que podría tener también consecuencias negativas para él”, apuntó Kalhan.

Al cambiar las reglas del Senado, los republicanos corren ahora el riesgo de que la oposición demócrata también pueda confirmar a sus nominados por mayoría simple. - Efe