Trump toma las armas

EEUU avisa en la ONU de más acciones tras bombardear la base siria por el incidente químico
La OTAN le respalda
El presidente lanza con su ataque un aviso a Irán y Corea del Norte

Sábado, 8 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El destructor ‘USS Porter’, en el momento de lanzar un ataque con misiles Tomahawk.

El destructor ‘USS Porter’, en el momento de lanzar un ataque con misiles Tomahawk. (Foto: Marina de EEUU)

Galería Noticia

El destructor ‘USS Porter’, en el momento de lanzar un ataque con misiles Tomahawk.

pamplona- EEUU avisó de que está dispuesto a ir más allá en Siria tras lanzar su primer ataque contra su régimen un movimiento que desencadenó un durísimo cruce de acusaciones entre Rusia y las potencias occidentales en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. “Estados Unidos dio anoche un paso muy calculado. Estamos preparados para hacer más, pero esperamos que no sea necesario”, aseguró la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley.

Las fuerzas militares estadounidenses lanzaron la pasada madrugada 59 misiles de crucero desde dos de sus buques militares ubicados en el Mediterráneo contra la base aérea de Shayrat (la segunda más importante de la Fuerza Aérea siria), el primer ataque directo de EEUU contra el Gobierno sirio, desde que comenzara la guerra civil en el país hace más de seis años. El presidente, Donald Trump, ordenó el primer golpe directo de EEUU contra el régimen de Bashar al Assad en respuesta a un ataque químico atribuido a Damasco, pese a que en 2013 cuando Barack Obama estaba en el cargo, rechazó abiertamente esta opción a raíz de otro suceso similar. “He ordenado un bombardeo contra la base aérea siria desde donde se llevó a cabo el ataque químico”, señaló desde su residencia en Florida, en referencia al bombardeo del 4 de abril en la localidad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib (norte), que dejó cerca de un centenar de muertos.

“Siria lanzó el martes un horrible ataque químico contra civiles inocentes”, denunció el mandatario, haciendo hincapié en que “los años de intentos previos para cambiar el comportamiento de Al Assad han fracasado”. “Como resultado, la crisis de refugiados continúa y la región sigue desestabilizándose, amenazando a EEUU y a sus aliados”, argumentó.

Trump ya había dado a entender horas antes que podría actuar ante los últimos acontecimientos en Siria, donde hasta ahora había sostenido que la prioridad era acabar con el grupo terrorista Estado Islámico y después de que miembros de su Administración hubieran señalado abiertamente que derrocar a Al Assad ya no era prioritario. Sin embargo, horas después del ataque químico del martes y tras recibir pruebas de sus asesores de Inteligencia de que Damasco estaba detrás, Trump pidió que se elaborara una lista de opciones sobre lo que se podía hacer para castigar a Al Assad, según fuentes oficiales.

Ya el mismo martes por la tarde, el presidente recibió un listado de opciones, incluidas sanciones, presión diplomática y un plan militar para golpear a Siria, que había sido elaborado antes de que tomara posesión del cargo en enero. “Tenía muchas preguntas y dijo que quería pensárselo”, pero también pidió que se afinaran las opciones, explicó una de las fuentes. El miércoles por la mañana, después de que sus asesores militares le informaran de la base desde la que partió el ataque químico, la de Homs, Trump pidió centrarse en los planes militares, a los que, según otro responsable “solo había que quitarles un poco el polvo y adaptarlos al actual objetivo”. Esa misma tarde, en declaraciones desde la Casa Blanca, Trump dijo que el ataque de Jan Sheijun había cruzado “muchas líneas” para él. “Cuando uno mata a niños inocentes, bebés inocentes, con un gas químico tan letal (...) eso cruza muchas líneas, más allá de la línea roja”, sostuvo. Al ser preguntado sobre si estaba elaborando una nueva política para Siria se limitó a responder: “ya veréis”.

planEl jueves por la tarde, el Estado Mayor de la Defensa se reunió en el Pentágono para ultimar el plan, mientras Trump se dirigía a su residencia de Mar-e-Lago para reunirse con el presidente chino, Xi Jinping. Fue allí donde el presidente firmó su autorización, antes de cenar con el mandatario chino. La destrucción fue casi completa, aunque evitó los depósitos de gas. “La meta era acabar con la capacidad de desplazar armas químicas, no con ellas, eso podría haber causado una matanza”, señaló una fuente militar. Un golpe de precisión -murieron al menos seis soldados del régimen sirio- que tensa la relación con Moscú y lanza una clara advertencia a Irán y Corea del Norte: EEUU disparará contra quien cruce sus líneas rojas. Con las imágenes de los niños gaseados en la retina, Trump recibió por primera vez un amplio respaldo dentro y fuera de su país.

La OTAN responsabilizó al régimen sirio por el bombardeo al justificarlo como una reacción al ataque químico. “El régimen sirio ostenta toda la responsabilidad. La OTAN ha condenado consistentemente a Siria por el uso continuado de armas químicas como una clara violación de las normas y acuerdos internacionales”, señaló el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que fue informado por el secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, antes del bombardeo. En la línea de la OTAN, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, acusaron al presidente sirio de cargar “en solitario con la responsabilidad” por el ataque química y el subsiguiente bombardeo.

El Gobierno sirio, solo apoyado por Rusia e Irán, pidió a la comunidad internacional una condena de la “violación” de su soberanía, perpetrada al margen de la legislación internacional y sin autorización de la ONU. - D.N.