Alejandro Pedregosa apuesta por remodelar los cuentos clásicos en ‘O’

El autor parte de textos y referentes tradicionales para darles un giro y abordar con ellos temas de hoy

Ana Oliveira Lizarribar Patxi Cascante - Sábado, 8 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Alejandro Pedregosa, ayer en la Plaza del Castillo.

Alejandro Pedregosa, ayer en la Plaza del Castillo.

Galería Noticia

Alejandro Pedregosa, ayer en la Plaza del Castillo.

pamplona- Es un título y el eje de una balanza en la que se miden los trece cuentos que contiene O, el nuevo libro de Alejandro Pedregosa, autor granadino con estrechos lazos en Navarra. Herodes o La infancia, El complejo de Electra o La pornografía, El buen samaritano o El vasallaje... Son solo algunos de los títulos de estos textos que contienen dos realidades: una, la conocida, popular o referencial, ya sea porque parte de un pasaje bíblico, una leyenda o un referente cultural, y la segunda, la nueva historia que aporta el autor. Y en medio, esa disyuntiva.

La mayor parte de estos relatos son nuevos y otros fueron publicados en prensa. En la idea inicial está “la intención de remodelar los cuentos tradicionales”. “En la teoría literaria, está más que demostrado que las historias se repiten y que, al fin y al cabo, los grandes temas siempre son los mismos: muerte, amor, vida, poder...” Esos temas casi siempre se envuelven en envidia, sexo, fraternidad..., “y a mí me apetecía hacer una revisión de todo eso para el mundo contemporáneo”, de modo que el autor usa personajes que ya forman parte del acervo cultural común, como Mambrú, Jonás, la Celestina o Don Camilo y don Peppone, entre otros, para darles una vuelta de tuerca. Más que de relatos,O es un libro de cuentos. El aroma de cierto encantamiento está presente y Pedregosa lo reconoce. “Hay cierto realismo mágico, pero no tanto latinoamericano como Cunqueiriano, gallego, y también bebe de la tradición infantil del cuento que está elaborado en partes y al final tiene una suerte de fábula moral o de giro que te da para reflexionar”, comenta. La cuestión era, insiste, “hacer algo contemporáneo con mimbres tradicionales”.

“verosimilitud mágica”No es la primera vez que el escritor echa mano del realismo mágico. “Y lo más curioso es que a mí me gusta por lo que tiene de real;tratar lo fabuloso te permite un acercamiento a la realidad humana que, de otro modo, necesitarías casi una novela para narrar”, es decir, “permite al lector, y a ti con él, dar unos saltos tremendos en el aire, que, sin embargo, son verosímiles”. Esa “verosimilitud mágica” se percibe en cuentos como el de Esaú y Jacob o La fraternidad, que, inspirado en la historia de la Biblia, nos acaba hablando de la soledad que tantas personas mayores sufren en nuestra sociedad. La Casita de Chocolate o La esclavitudnos relata, asimismo, una historia de inmigración y explotación sexual;Don Camilo y don Peppone o Las tetas italianas enfrenta la moral eclesiástica con el deseo carnal, yLos exemplos de Patronio o La monarquía... Lo mejor es leerlo.

La muerte de Sócrates o La lucha armadapuede parecer una audacia, pero tiene su explicación. “Parte del juicio de Sócrates y de cómo él asume la muerte de un modo natural, de alguna manera ya sabía que estaba fuera de su tiempo o, mejor dicho, que iba por delante de su tiempo, y acepta su destino como una liberación de ese mundo en el que ya solo le esperaban traiciones, delaciones y putadas varias. Y me acordé de Yoyes, que de alguna manera sabe que está condenada, aunque el tiempo le dio la razón”, indica Pedregosa, para quien esta temática es universal y, por tanto, el cuento vale para Euskal Herria, para Colombia y para muchos otros sitios.

Otra de las claves del volumen es el humor. “Me parece una forma muy interesante de explicar la realidad, aunque en la tradición hispana está bastante desprestigiado, y eso que el acta fundacional de la novela moderna es el Quijote, que es una ironía constante”, afirma el autor, cuyo propósito es que cada cuento abra una puerta a una realidad, pero “con una sonrisa”, que siempre “aguza más el pensamiento”.

en corto

El libro. O(Cuadernos del vigía).

Autor. Alejandro Pedregosa.or

Proyecto de obra. En Navarra, donde ha vivido durante años, le conocimos con Un extraño lugar para morir(2010). Luego vinieron Un mal paso(2011), A pleno sol(2013) y Hotel Mediterráneo(2015) y antes ya estaban Paisaje quebrado (2004) y El dueño de su historia (2008). Ahora, Alejandro Pedregosa (Granada, 1974) anda inmerso en su “proyecto de obra”. Lo bueno, si es que lo tiene, de que el mercado de la literatura se haya desplomado, “es el punto liberador que te da”. “Ahora no tengo que atenerme a las leyes de mercado y puedo pensar en qué tipo de autor quiero ser y, qué temas me interesan...”, caso del humor y la sentimentalidad. De ahí este libro, donde estudia la brevedad y el poemario que seguramente publicará a finales de año. Luego vendrá otra novela...