Artea Oinez’17 memoria y creatividad

71 ARTISTAS APORTAN SUS CREACIONES EN UNA NUEVA EDICIÓN DEL PROYECTO EXPOSITIVO DEL | Nafarroa Oinez, que por primera vez se exhibe en el Palacio del Condestable. La muestra rinde homenaje a la libertad expresiva del pintor Jose Luis Zumeta.

Un reportaje de Paula Etxeberria. Fotografía Oskar Montero - Sábado, 8 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Tradición y vanguardia, figuración y abstracción, conviven en la exposición de este nuevo ‘Artea Oinez’ que acoge, como novedad, el Condestable.

Tradición y vanguardia, figuración y abstracción, conviven en la exposición de este nuevo ‘Artea Oinez’ que acoge, como novedad, el Condestable.

Galería Noticia

Tradición y vanguardia, figuración y abstracción, conviven en la exposición de este nuevo ‘Artea Oinez’ que acoge, como novedad, el Condestable.‘Elkartza’, escultura en aluminio fundido obra de Aitor Ruiz de Egino.Escultura a base de madera laminada, vídeo y fotografía de Xabier Laka.‘Mari’, sugerente fotografía paisajística del artista Jon Cazenave.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Memoria, creatividad, transmisión, industrialización, relaciones humanas, y un material tan importante en la historia de la humanidad como es el hierro. En estos seis conceptos, pilares básicos de la vida y, dentro de ella, del arte, se basa el proyecto expositivo Artea Oinez 2017concebido por la ikastola Tantirumairu de Lesaka, organizadora este año de la gran fiesta de las ikastolas, el Nafarroa Oinez, que se celebrará el 15 de octubre.

La exposición se inauguró ayer en un enclave novedoso en el marco de este proyecto, el Palacio del Condestable. Hasta ahora, las ediciones de Artea Oinezse exhibían en la Sala de Armas de la Ciudadela, y el cambio de este año nace de la voluntad de “acercar todavía más al centro de Iruñea” esta iniciativa, según destacó Josu Reparaz, director de la Federación Navara de Ikastolas y comisario de la muestra, quien presentó ayer la exposición junto al técnico municipal de euskera, Iñaki Azkona, y la directora de la ikastola Tantirumairu, Amaia Lasheras.

El creador vasco Jose Luis Zumeta (Usurbil, Gipuzkoa, 1939) es el artista homenajeado de este Artea Oinez’17, por su libertad expresiva y valiente, que tan bien conecta con la autenticidad que es condición natural de los niños. Con este homenaje, la ikastola de Lesaka materializa esa vinculación tan necesaria entre pedagogía y libertad, entre educación y creatividad, que el centro educativo intenta trasladar a su filosofía pedagógica. A Tantirumairu, el Nafarroa Oinez de este año le ayudará a “cubrir ciertas necesidades prioritarias de la ikastola como un comedor más espacioso, un laboratorio o un aula de psicomotricidad. Necesitamos más espacio porque en la actualidad la ikastola acoge a más de un centenar de alumnos y alumnas”, comentó ayer la directora del centro, Amaia Lasheras.

Para colaborar en esas mejoras educativas, un total de 71 artistas, entre ellos varios oriundos de la propia zona de Lesaka, aportan sus creaciones a este Artea Oinez’17. Obras de grandes firmas como Nestor Basterretxea, Koldobika Jauregi, Juan Gorriti, Itziar Okariz, Marijose Recalde, Clemente Bernad, Asier Mendizabal o el propio Zumeta, presente con dos pinturas sin título a esta muestra -una témpera sobre papel y un gran y expresivo óleo sobre lienzo-, conviven con creaciones de artistas más jóvenes, emergentes, que aportan, además de talento artístico, frescura y contemporaneidad. Pinturas, esculturas, fotografías, sugerentes instalaciones y grabados realizados en diferentes técnicas que cualquier interesado puede adquirir, colaborando así con Tantirumairu, dialogan en la exposición como reflejos vivos de esas búsquedas propias de cada artista, con las que estos transmiten valores, emociones, mensajes, preguntas esenciales. Las obras se exhiben en dos salas -1 y 2 de la primera planta del Condestable-, una dedicada al lenguaje más contemporáneo y vanguardista, y la otra, un espacio más intimista, dedicado a mostrar las obras más figurativas, muchas de ellas paisajísticas.

el homenajeado

Jose Luis Zumeta, bandera de la libertad expresiva

Tantirumairu Ikastola ha elegido a Jose Luis Zumeta como artista predilecto. Con este reconocimiento, la fiesta del Nafarroa Oinez quiere corresponder la generosidad que ha mostrado siempre con la iniciativaArtea Oinez,“así como agradecerle su honradez y la nobleza que ha mostrado con nuestro mayor tesoro, que es el euskara”, en palabras de Josu Reparaz. También es un homenaje de reconocimiento por su aportación a la cultura artística universal, “porque Zumeta siempre ha trabajado desde la humildad, desde la autenticidad y desde la libertad artística”, destacó el director de la Federación de Ikastolas de Navarra y comisario de la exposición.

El alumnado de Tantirumairu Ikastola, además de estudiar la trayectoria de Zumeta, también está aprendiendo durante todo el curso en diversos talleres sus técnicas y modos de crear arte. Los alumnos están realizando diferentes actividades para ambientar la exposición que se llevará posteriormente a Lesaka. Precisamente, en el acto de inauguración realizado ayer por la tarde en el Palacio del Condestable, se entregó un libreto con algunos de esos trabajos realizados en los talleres a la hija de Zumeta, Usoa. Ella ha realizado además el audiovisual que se proyecta en la exposición, un documental de 18 minutos de duración que acerca al público la manera de trabajar de su padre, en concreto el proceso de creación de la obra principal que se muestra de él en este Artea Oinez, un colorido y expresivo óleo sobre lienzo sin título que es también imagen de portada del catálogo de la muestra.

Todas la actividades culturales del Nafarroa Oinez de Tantirumairu bailan entre la memoria y la creatividad, y la ikastola también ha diseñado de esta manera el catálogo que recoge esta exposición. Los ejes han sido el hierro, la industrialización, las relaciones humanas y la transmisión, ya que el hierro y la industrialización son dos elementos unidos a la historia de Lesaka, de la misma manera que las relaciones y la transmisión van unidos a Tantirumairu Ikastola. Para reflejar todo ello, en el centro educativo han escrito seis haikus -poemas breves-, para introducir en el catálogo los seis pilares de este proyecto. Cada haiku simboliza uno de ellos. “Y, como un juego, hemos elegido algunas de las frases de esos haikus para clasificar las obras de arte de la exposición. Porque en el arte, al igual que en la educación y en la vida misma, es indispensable jugar”, afirmó la directora de Tantirumairu Ikastola, Amaia Lasheras.