Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Del cemento a las personas

El debate político del pleno monográfico evidenció la existencia de dos modelos y dos épocas diferentes sobre la vivienda

Un reportaje de Leticia de las Heras Fotografía Cascante/Bergasa - Sábado, 8 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

De la miseria que dejó tras de sí la crisis y de todas las personas a las que arrastró a la pobreza tiene mucha culpa el modelo de especulación financiera que existía en torno al ladrillo. Un modelo que priorizó, por encima de las personas, el enriquecimiento en un afán loco por seguir construyendo y que en Navarra llegó al punto de vender viviendas de protección oficial a quienes no cumplían los requisitos.

En este sentido, el portavoz de Bildu, Adolfo Araiz, sostuvo que durante las últimas décadas “se ha constatado la impotencia para hacer frente a una de las necesidades de la vida humana y se ha llegado a un punto crítico”. La crisis agitó al mundo entero, pero mientras que algunos Gobiernos contaban con arneses de seguridad, en otros lugares continuamos durante años dando vueltas como peonzas.

Aquí la recesión sigue siendo el escudo con el que librarse de la responsabilidad de todas las malas prácticas de los que gobernaron entonces. El representante de UPN en el pleno de vivienda no iba a ser menos, afirmando que nadie pudo prever su llegada ni magnitud. Para él resulta “lógico” que no hiciesen nada para amortiguar el golpe, consolándose en que llevar a miles de familias a la pobreza pueda servir de lección a futuro.

Tal y como hizo ver José Miguel Nuin, de Izquierda-Ezkerra, fueron muchos los que avisaron a gritos de que la abundancia explotaría y afirmó que instituciones y gobiernos “han sido cómplices de la burbuja inmobiliaria y de la gestión de la crisis”. Aunque coincidió en que del pasado se deben sacar conclusiones, expresó que eso exige actuar en consecuencia. “Nosotros no vemos en UPN ni desde luego en el Partido Popular voluntad de tomar decisiones”, declaró.

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, consideró el debate “una buena guía” para avanzar en un modelo de vivienda que atienda a las necesidades de la ciudadanía y no entienda la vivienda como una mercancía. Por su parte, el parlamentario de Geroa Bai, Koldo Martínez, defendió que “este Gobierno ha invertido una política de UPN que primaba la propiedad para hacer una apuesta audaz por el alquiler y ha reactivado las políticas de rehabilitación de edificios antiguos duplicando las subvenciones y número de viviendas”. “Todo esto no son medidas de un mero programa de Gobierno, son principios y valores”, indicó.

En el hecho de que estas políticas han de tener una función social coincidió con Ainhoa Unzu, del Partido Socialista de Navarra, quien consideró que “la vivienda no es un producto de lujo ni un capricho, la vivienda es un bien básico para construir un proyecto personal y de futuro”. Algo que, declaró, no siempre es posible y en ocasiones, en vez de ayudar en este proyecto vital, lo entorpece. Ante el gran número de casas vacías que existen, abogó por la creación de un censo de viviendas vacías, así como potenciar aún más el alquiler social en las áreas rurales.

Prohibición y delito

presencia de la PAH en la cámara

Desahucios. El pleno fue seguido por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Suyas hizo las reivindicaciones de la Plataforma la portavoz de Podemos, Laura Pérez, que instó a que se prohiban los desahucios y afirmó no entender que no se considere delito la dación en pago retroactiva. El representante de UPN, Luis Zarraluqui, le acusó de convertir su intervención en un mitin. “Parece ser que había que cantar el rap de las PAH”, manifestó Zarraluqui. La misma línea siguió Javier García, del PPN, que declaró: “Han traicionado y mucho a la gente que dicen representar porque aquí poco vienen a traer iniciativas más allá de la pura demagogia”. - L.H.