Cómoda victoria

gran inicio los locales marcaron tres goles en la primera mitad

Domingo, 9 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Iriguíbel y Baranda se abrazan para celebrar el primer gol del partido.

Iriguíbel y Baranda se abrazan para celebrar el primer gol del partido. (Foto: Mikel Saiz)

Galería Noticia

Iriguíbel y Baranda se abrazan para celebrar el primer gol del partido.

San Juan 3

River Ega 0

SAN JUAN Nagore, Goiko, Markel, Baranda, Edu (Sandúa, min. 69), Eneko (Zabaleta, min. 76), Mauri, Iñaki, Iriguíbel, Narváez (Bronte, min. 75), Areso.

RIVER EGA Asier, Melvin, Guillermo, Carlos, Cabrera, Denis, Alberto (Jon Losa, min. 50), Aitor (Ruiz, min. 63), Mariano, Itarte (Iñaki, min. 63), Lorza.

Goles 1-0, min. 11: Baranda. 2-0, min. 16: Areso. 3-0, min. 42: Narváez.

Árbitro Michitorena, asistido por Gallego y Azcárate. Amonestó al visitante Itarte (min. 55).

Estadio AD San Juan, 100 espectadores.

PAMPLONA- El San Juan consiguió ayer tres puntos gracias a una cómoda victoria que se forjó en una gran primera mitad de los locales, en la que marcaron tres goles peo pudieron ser más sino fue por la falta de puntería.

Comenzó avisando Areso con un disparo cruzado que se marchó fuera por poco. Los verdes salieron en tromba intentando conseguir un gol temprano que les diese tranquilidad, y así fue. Apenas pasados diez minutos de partido Baranda conectaba un cabezazo imparable que se colaba en la portería de Asier. Sin tiempo para reacción de los visitantes, Areso hacía el segundo aprovechando una buena asistencia.

Los locales bajaron entonces el ritmo de un partido que parecía sentenciado en un cuarto de hora. Mientras los de Andosilla se estiraron un poco más, los pamploneses aprovecharon la mayor velocidad de sus puntas para trenzar contraataques que mataran el partido. Así llegó el gol de Narváez, que finalizaba un buen contraataque.

En la segunda mitad, sin nada por lo que competir ya que el partido estaba sentenciado, la incógnita era cuántos goles más iban a sumar los locales. Iriguibel tuvo tres ocasiones claras para hacerlo, pero el marcador no se movería para los intereses de los de Pamplona. Tampoco pudieron recortar distancias los visitantes, que en su mejor ocasión veían como la volea de Denis era detenida por Nagore. - J.V.C.