Los favoritos, contra su antídoto

La final Irribarria y Rezusta buscan las txapelas en Bilbao ante los únicos rivales que les han Batido, Bengoetxea VI y Larunbe

Javier Leoné Maitane Bernabeu - Domingo, 9 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Pamplona- Iker Irribarria y Beñat Rezusta parten esta tarde como los grandes favoritos para ganar el Campeonato de Parejas de la LEP.M, pero los otros aspirantes al título, Oinatz Bengoetxea y Mikel Larunbe, alcanzan la última cita de la competición con el aval de haber sido los únicos capaces de doblegar -para más inri, en dos de sus tres enfrentamientos- a una dupla, la guipuzcoana, que ha ganado 15 de los 17 partidos que ha disputado en la presente edición del torneo. Con estos antecedentes afrontan ambas combinaciones una final que llega marcada por una polémica elección de material en la que Bengoetxea VI se quejó de los cueros excesivos apartados por sus adversarios e Irribarria respondió tildando de “nada bonitas” las pelotas escogidas por sus contrincantes.

El segundo partido del festival que esta tarde alberga el frontón Bizkaia de Bilbao, cuyo inicio está previsto para las 17.00 horas, va a servir para abrochar un campeonato que se inauguró hace más de cuatro meses (comenzó el 2 de diciembre del pasado año) y en el que se han jugado 62 duelos, 63 con la final de la que hoy van a salir los nuevos campeones. Y es que ninguno de los defensores del título, Aimar Olaizola y Mikel Urrutikoetxea, que hace un año ejerció de zaguero, se encuentra entre los candidatos a las txapelas, ya que el goizuetarra (con Álvaro Untoria como compañero) quedó apeado en la liguilla de semifinales, mientras que el delantero de Zaratamo (con Mikel Beroiz -en los dos primeros partidos- y Ander Imaz -en el resto- como zagueros) no pudo superar la primera fase.

El que sí repite como finalista es Beñat Rezusta. El guardaespaldas de Bergara no pudo superar la liguilla de cuartos en su se estreno en el Parejas de Primera hace dos años (con Julen Retegi), fue subcampeón hace uno (con Juan Martínez de Irujo, que no acabó la final por lesión) y en su tercer intento aspira a subir al primer escalón del podio. Con Iker Irribarria, otro zurdo que apenas supera la veintena pero que ya luce el gerriko rojo por ser el campeón más joven de la historia del Manomanista de la LEP.M, ha formado un tándem letal que rezuma frescura, pegada y sed de victorias. Solo han concedido dos derrotas en los 17 partidos que han disputado en el Parejas, ambas en la liguilla de cuartos de final y ante sus rivales en la final de esta tarde, Oinatz Bengoetxea y Mikel Larunbe, a los que sí batieron en la liguilla de semifinales.

A la pareja que forman el delantero de Leitza, con diferencia el finalista más veterano (Bengoetxea VI tiene 32 años y es profesional desde hace casi 15), y el zaguero de Galdakao (el único de los protagonistas del duelo de hoy que no ha jugado todavía una final de Primera) se le puede considerar el antídoto de los favoritos. Sin embargo, a pesar de haber derrotado en un par de ocasiones a Irribarria y Rezusta en la primera fase de la competición, los guipuzcoanos se tomaron la revancha en la liguilla de semifinales.

Con semejantes precedentes, los zurdos de Arama y Bergara se presentan en la final de esta tarde como los rivales a batir, básicamente porque han sido mejores a casi todos y en casi todo. Y su favoritismo quedó acrecentado tras la elección de material del pasado jueves, en la que Oinatz Bengoetxea denunció una diferencia brutal de criterio del seleccionador, Kepa Peñagarikano, alegando que sus rivales encontraron los cueros exagerados que buscaban, mientras que él no localizó todo lo que esperaba. El inicio de una batalla que concluye hoy.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »