La unidad es fuerza

Luis Beguiristain - Domingo, 9 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:11h

¿Qué es unidad? Tener un objetivo bien definido. Mientras en nuestro subconsciente haya una fuerza impulsiva en el sentido de: “yo soy del Real Madrid y yo soy del Barcelona”, estaremos viviendo una vida de entretenimiento, donde el mayor objetivo es la lucha misma. Eso, trasladado a la política, significa tener un oponente al que atacar, con el objetivo de intentar vencer. ¿Qué vemos en el presente? En esos programas simplones de la televisión, donde se ponen a cantar personas poco preparadas, y los miembros del jurado se deshacen en alabanzas (sobreactuación) para generar un clima emocional de cierta excitación, ¿es eso normal o anormal? No hace falta ser técnico en psicología para percibir que eso es artificial. Aparece el señor que ahora es presidente de EEUU y, con una sobreactuación teatralizada, consiguió el mando y ha empezado a mandar de una manera fiel a ese teatro exagerado. Podemos casi se rompe por la mitad, el Partido Socialista está dividido en dos. Y el demonio, que es la fuerza inutilizada, la no organización armonizada y eficiente, dice: “divide y vencerás”. ¿Cuál es el objetivo principal de la vida? La evolución del alma colectiva de la humanidad del planeta Tierra. ¿Cuál es el medio? La experimentación de las personas individuales a través de las distintas colectividades. Viniendo a la política de España: ¿interesa más, para el bien común, que las comunidades estén divididas, para buscar cada una mayor dosis de identidad, o juntarse todas las fuerzas en el objetivo común de eliminar una monarquía, que no tiene razón de ser, y que influye mucho en las fuerzas conservadoras de derechas, incluida la Iglesia católica? Si no hay suficiente cultura para lograr la unidad, hace falta transmitir más cultura.