Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Necesidades sociales, respuestas sencillas

¡Maldita fibromialgia!

Por Juan José Lizarbe - Domingo, 9 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

es muy probable que las afectadas por esta enfermedad - la inmensa mayoría son mujeres- estén de acuerdo en mi dura calificación. Y no es para menos, pues esta enfermedad consiste en un trastorno que causa dolores musculares, fatiga y cansancio, a los que suelen sumarse otros síntomas como dificultad para dormir, rigidez por la mañana, dolores de cabeza, periodos menstruales dolorosos, sensación de hormigueo o adormecimiento en las manos y los pies, o falta de memoria o dificultad para concentrarse (fibroneblina). Las personas que padecen de fibromialgia pueden también tener otros síntomas, como dos o más afecciones crónicas del dolor al mismo tiempo: fatiga crónica, endometriosis, enfermedad inflamatoria del intestino, cistitis intersticial, disfunción de la articulación temporomandibular y vulvodinia.

Durante muchos años, las mujeres que padecen esta enfermedad han sufrido desatención e incomprensión generalizada. Se llegaba a decir incluso que se lo inventaban o que “eran cosas de mujeres”. Y no hace tanto de esto. Afortunadamente, van cambiando las cosas, pero sigue faltando mucho para que este padecimiento involuntario y terrible esté adecuada y dignamente considerado social y legalmente.

La fibromialgia es una enfermedad que está empezando a ser considerada como incapacitante para la Seguridad Social, pero con carácter general, a no ser que sea diagnosticada con informes adecuados, de tipo médico, en el que especifiquen de una forma clara las limitaciones que producen en la actividad ordinaria, los Equipos de Valoración de Incapacidades del INSS no suelen conceder la Incapacidad, y resulta obligado a acudir a la vía judicial para dicho reconocimiento.

Ya hay un buen número de sentencias que ha concedida la Incapacidad Permanente Total, incluso la Absoluta, a afectadas por fibromialgia que se le había denegado por la Seguridad Social. No obstante, como quiera que se trata de una enfermedad caracterizada por la dificultad en la obtención de pruebas que indiquen de manera objetiva la severidad de la enfermedad, puede influir en que los jueces valoren la ausencia de esta dificultad probatoria al uso como un elemento negativo para conceder la incapacidad.

Esas dificultades para probar en la forma habitual la cruda realidad del padecimiento encuentran en los denominados puntos quísticos o puntos gatillo una aproximación más que fiable y objetiva. Son dieciocho puntos hipersensibles que se encuentran en determinadas zonas como el cuello, los hombros, la espalda, las caderas, brazos y piernas. Los puntos que se encuentran muy sensibilizados duelen al presionarlos.

Las asociaciones ciudadanas de fibromialgia están realizando una importante y persistente labor de concienciación y apoyo a las afectadas. Pero, como decíamos, el camino va a ser largo. Serían deseables, y exigibles, modificaciones legales que amparen estas situaciones, y sobre todo más sensibilidad en los Equipos de Valoración -de incapacidad laboral y de grado de minusvalía- de las Administraciones Públicas. Esta misma semana me sorprendí en mi despacho una vez más, cuando una afectaba me contaba su experiencia: padece fibromialgia, en un nivel de 18 sobre los 18 puntos quísticos, además de tener las cervicales devoradas y alguna otra cosa. Ha tenido que dejar de trabajar porque físicamente es imposible. Pues bien, el Equipo de Valoración del Gobierno de Navarra ha calificado con un 12% su grado de minusvalía. Hay cosas y actuaciones que van contra el sentido común, y este es un ejemplo cotidiano de mal hacer.

jjlizarbe@insovida.com

El autor es abogado y director de INSOVIDA.