Homenaje sencillo “para mantener la memoria”

Acto de recuerdo a los represaliados del 36 en Estella

Un centenar de personas participó en un homenaje sencillo “para mantener viva la memoria”

Domingo, 9 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Antes de la ofrenda floral se bailó un aurresku en el exterior del Museo.

Antes de la ofrenda floral se bailó un aurresku en el exterior del Museo. (R.U.)

Galería Noticia

Antes de la ofrenda floral se bailó un aurresku en el exterior del Museo.

ESTELLA-LIZARRA. La Coordinadora Amapola del Camino y Euskal Memoria Fundazioa organizaron ayer al mediodía en el Museo Gustavo de Maeztu de Estella-Lizarra un sencillo pero emotivo acto de reconocimientoy homenaje a los represaliados de 1936 en la ciudad que congregó a cerca de un centenar de personas, muchos descendientes de las víctimas.

De esta forma, los dos colectivos tomaron el relevo a la iniciativa que lanzó en 2016 el Ayuntamiento, que fue masiva y que culminó con la colocación de una placa y el reconocimiento a los 48 estelleses o vecinos que fueron asesinados por la represión franquista y a quienes fueron encarcelados en el propio Palacio de los Reyes de Navarra.

Ayer fue un acto más sencillo, más en familia, pero también emotivo. Regino Etxabe fue el encargado de dirigirse a los presentes, recordando la placa colocada hace un año. “Me consta que (la placa) ha contribuido a esa recuperación de la memoria y que muchas personas más jóvenes que yo tomaron conciencia en ese día de la magnitud de la tragedia”.

Etxabe recordó detalles de las vidas de algunos de los asesinados, “que se dedicaban a actividades tan peligrosas como ser peones, albañiles, comerciantes;y sí que muchos de ellos también participaban en organizaciones políticas y sindicatos con el objetivo de alcanzar una sociedad más justa e igualitaria”, relató.

A continuación, y en compañía de María Ángeles Sánchez, nieta de uno de los asesinados, leyó los nombres de todos. Un aurresku y una ofrenda floral junto a la placa, con un clavel rojo por cada asesinado que repartieron los organizadores, finalizó el acto, no sin antes dedicarles un aplauso unánime. “La idea es hacer un homenaje cada año, mantener viva la memoria”, dijo Jesús Mª Chasco, miembro de los colectivos. - R.U.