La feria de sostenibilidad ambiental de Lodosa sensibiliza a cientos de vecinos

Organizada por Ibaialde Ikastola, contó con talleres infantiles, charlas, demostraciones y exposiciones de proyectos

María San Gil - Domingo, 9 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:11h

La lodosana Lourdes San Miguel, durante la charla que dio en el Paseo.

La lodosana Lourdes San Miguel, durante la charla que dio en el Paseo. (M.S.G.)

Galería Noticia

La lodosana Lourdes San Miguel, durante la charla que dio en el Paseo.

lodosa- Decenas de personas participaron ayer en la primera Feria de Sostenibilidad Medioambiental que se celebró en el Paseo, un evento que nace de la mano de Ibaialde Ikastola con la idea de consolidarse en el calendario local y cuyo principal objetivo, tal y como explicaron, “es concienciar a la comarca de la importancia que tiene la sostenibilidad ambiental y el papel que jugamos todos en el devenir del entorno”.

Para que esta cita saliera adelante, explicaba Íñigo Tellería, director del centro educativo, fue necesaria la implicación de muchas asociaciones, colectivos, entidades e instituciones. De hecho, decenas de puestos rodearon ayer la plaza central de Lodosa y en ellos los visitantes pudieron ver y conocer de cerca desde productos ecológicos de empresas locales, hasta proyectos llevados a cabo en la zona como el Oinez Basoa o la reforestación de Andosilla.

La idea de apostar por esta feria, insistía Tellería, surgió el año pasado a raíz de la celebración del Oinez y teniendo en cuenta la iniciativa del Oinez Basoa: “Nosotros somos una cooperativa que está en Lodosa presente y queremos hacer cosas por y para este pueblo y los de la zona”.

De hecho, el primer acto que tuvo lugar ayer por la mañana fue el reconocimiento a los voluntarios del grupo de limpieza de la localidad que desde hace años se dedican los fines de semana de forma altruista a limpiar los vertidos ilegales del municipio. “Hay que valorar lo que hacen. Compartimos la identidad, es una asociación que, como nosotros, trabaja en auzolan, tiene un compromiso claro y hace partícipes a todos los que quieren”, aseguraba el director de la Ikastola que, hay que recordar, no obtendrá beneficio alguno de la feria puesto que se trata de un evento sin ánimo de lucro.

mañana completaA lo largo de la mañana, además, los niños disfrutaron con los múltiples talleres que se celebraron en el kiosco y, por ejemplo, los alumnos de La Milagrosa sacaron un stand con los trabajos hechos con materiales reciclados. Al mismo tiempo las personas adultas asistieron a las charlas que ofrecieron desde Goiener sobre Interpretando la factura de la luz, Lourdes San Miguel acerca de La vivienda más eficiente, y Hamaika sobre Bioconstrucciones.

Por otro lado, los miembros del programa de ocio En Buena Compañía se encargaron a lo largo de la mañana de repartir 960 kilos de compost y 500 maceteros biodegradables con semillas de petunia que puso la Mancomunidad de Montejurra, organismo que también organizó un pequeño circuito de obstáculos y pruebas con el que los más txikis aprendieron de una forma divertida y dinámica a separar cada residuo en el contenedor correspondiente.

“Organizativamente todo ha salido bien y, además, el objetivo, que era hacer partícipes a diferentes asociaciones, colectivos, centros y personas también ha sido posible, así que estamos satisfechos. Es cierto que una feria de estas características puede ser muy amplia e iremos mejorando año tras año, pero queríamos lograr que, con diferentes actividades y propuestas, la gente tomara conciencia porque creemos que es un tema en el que aún hay que sensibilizar mucho más”.