Cabanillas reedita el día de la alcachofa y el espárrago

Ambos cultivos ocupan 120 hectáreas del municipio ribero

Los más pequeños acudieron al campo a una visita didáctica

M.A. Galilea - Domingo, 9 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Niños y niñas aprenden a coger espárragos con Félix Ayala.

Niños y niñas aprenden a coger espárragos con Félix Ayala. (M.A. GALILEA)

Galería Noticia

Niños y niñas aprenden a coger espárragos con Félix Ayala.

tudela- Por segundo año consecutivo, el Ayuntamiento de Cabanillas, con la colaboración de Caja Rural de Navarra, celebró el Día de la Alcachofa y el Espárrago, una jornada dedicada a dos cultivos que ocupan 120 hectáreas del municipio (70 el espárrago y 50 la alcachofa) y que agrupan, en la Cooperativa San Isidro, a numerosos agricultores que ayer también se volcaron en la celebración, donando ambos productos para su degustación.

Durante la fiesta, se repartieron 150 kilos de alcachofas y 40 de espárragos, y la asociación de cazadores de la localidad cocinó varios ranchos con conejo de monte. En la preparación de estas degustaciones participaron, además de los vecinos del municipio a título particular, colectivos como los auroros, la asociación La Amistad y las alumnas del curso de sevillanas. Por su parte, la Asociación Cultural Tres Montes contribuyó al buen ambiente de la mañana, bailando a los gigantes que, al son de la música de los gaiteros, acompañaron a la apyma del colegio de Cabanillas y al Club Juvenil a una de las actividades más relevantes de la jornada, una excursión de los niños y niñas del pueblo a los campos de alcachofa y espárrago.

orígenesLos más pequeños se concentraron en la plaza de la Paz antes de una salida didáctica a sendos campos de alcachofas y espárragos. En dichas plantaciones, el ingeniero agrónomo Félix Ayala ofreció interesantes explicaciones sobre ambos cultivos, como que los espárragos llegaron a la Península Ibérica de la mano de los romanos, mientras que las alcachofas fueron introducidas por los árabes. Ayala, que además les enseñó a recolectar ambos productos, recordó que el espárrago se recoge de noche y que la variedad de alcachofa predominante en Cabanillas es la denominada Blanca de Tudela. Después, los pequeños se repartieron en grupos para participar en distintos juegos relacionados con las explicaciones recibidas por parte del ingeniero agrónomo en torno a la importancia de estos dos cultivos para la economía local.

La jornada incluyó la venta de verduras en la calle San Roque, hinchables, una comida popular, concierto, ronda de bares y recorrido con la charanga La Unión.