Se multará a quienes molesten a sus vecinos con olor a fritanga

Lunes, 10 de Abril de 2017 - Actualizado a las 09:46h

Un camarero de espaldas en la barra de un bar.

Un camarero de espaldas en la barra de un bar. (PIXABAY)

Galería Noticia

Un camarero de espaldas en la barra de un bar.

ITALIA. El Tribunal Supremo de Italia ha determinado que el exceso de humos y olores derivados de los aceites fritos entraría dentro del código penal, en el getto pericolose de cose, una normativa que legisla los gases, vapores o humos emitidos a la vía en espacios públicos o privados pero de uso compartido. Roberto y María, un matrimonio de 78 años de Molfalcone (Italia) ha recibido la denuncia de dos vecinos que consideraban que el insoportable olor que desprendían sus cazuelas superaba los límites tolerables.

Los dos vecinos del tercero fueron a los tribunales para exponer este hecho que les estaba incomodando la estancia en su casa y les estaba llevando a vivir lo que ellos denominan acoso olfativo. Ambos aseguraban que el olor de las salsas y productos que empleaba este matrimonio para cocinar circulaba por la salida de humos llegando a las demás viviendas del vecindario. "Todo mi apartamento se impregnaba con el olor de las salsas para la pasta y pescado frito. Parecía que su cocina estuviera en mi piso", dijo uno de los vecinos.

Al poner este hecho en conocimiento de la justicia, la sentencia llegó a las Cortes Supremas de Roma y calificaron este comportamiento de antisocial. Han decidido saldar con una multa de 2.000 euros a este matrimonio, según informa repubblica.it.