Redes sociales, ¡SOS!

Arturo Carreño Parras Jubilado de Adif - Lunes, 10 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Internet y las redes sociales son un elemento imprescindible y de progreso, esto es indudable, pero también pueden ser un peligro real si su utilización y desarrollo no va aparejado con las debidas precauciones, como lo son, la sensatez, la educación y el respeto hacia los demás.

Últimamente se están sucediendo más denuncias en los juzgados por el uso indiscriminado de las redes que por robos, atracos, violaciones y agresiones de todo tipo. Un gran porcentaje de gente ha visto y ve la luz cuando, con muy poca cultura o educación escolar, consulta cualquier cosa en internet y en un minuto tiene la respuesta. Hasta les vale para hacer apuestas y bravuconadas. Lo peor del caso es que las respuestas son rápidas pero el porqué es otra cosa.

Yo personalmente califico a esta época como la del Síndrome de GIA (gilipollez integral adquirida), solución fácil y a otra cosa. Esto no es así, la escuela primaria, la secundaria y la universidad debe ser el objetivo, de lo contrario, el avance no se producirá;los países más desarrollados como los nórdicos están en el ránking mundial y eso determina el Estado de bienestar y de educación de los pueblos.

España está en el 7º lugar por la cola, entre los países con más fracaso escolar y educativo, esto demuestra el perfil de nuestra sociedad en el siglo XXI. Y para añadir a esta lacra, tenemos los recortes en cada presupuesto y año tras año, lo más trascendental como la educación, la sanidad, la dependencia, son recortadas sus partidas, y no digamos nada en empleo y gastos sociales. Mientras, Defensa, la Corona, la Iglesia, las fundaciones y otros organismos son premiados con dinero público. Esta situación es irreal, hay que volver a la racionalidad, a los valores de familia, a la solidaridad con los más débiles y a la educación básica y el respeto, un pueblo sin cultura, sin valores y sin respeto a los demás no es nada, no progresa, se muere.

Hagamos un esfuerzo y ganemos inteligencia cada día, lo mejor es lo sencillo, lo humano y el respeto para todo. De esta forma avanzaremos sin ninguna duda. Y para que esto suceda, el Estado y los Gobiernos tienen casi toda la responsabilidad, esto sin que la familia olvide sus obligaciones para con sus hijos e hijas.