La rendija

El ‘pelotazo’ de Salesianos

Por Ana Ibarra Lazkoz - Lunes, 10 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Lo explicaba muy bien el investigador Víctor Manuel Egia en un artículo reciente. Hace noventa años hicieron su escuela por una “donación”, hoy pretenden construir sus nuevas y modernas instalaciones también de forma “gratuita”. El Gobierno calcula en 37 millones la virtual indemnización si Salesianos recurriese la paralización del proyecto. ¡Manda narices que lo hicieran! UPN y PSN cambiaron todas las normas habidas y por haber para recalificar el solar de Aralar (14.000 m2) con el fin de hacer viviendas de lujo e involucraron a Vinsa para mediar (adelantar los dineros) en el traslado del centro a Sarriguren calculando de paso nueve millones para el bolsillo de la Administración. Y además decidieron hacer 400, y no 300 o 200 viviendas, porque había que pagar con ellas (de ahí la futura subasta del solar al mejor postor) los 47 millones que cuesta el nuevo macrocentro. Dicen que el abogado de Salesianos es el encargado de negociar ahora con los representantes públicos. Sin túnica o cuello blanco de por medio. Ya... No es para menos. ¡Menudo traslado! Tres talleres educativos, un aulario, una residencia, la iglesia, polideportivo, pistas... 51.171 metros cuadrados en un sector preparado ad hoc por el anterior Ejecutivo regionalista. Urbanizar los 180.000 m2 del nuevo polígono comercial y de servicios de Sarriguren (suelo, entre otros, del Gobierno foral y de un propietario vinculado al PP) ha costado más de ocho millones. No es lo peor. Con tanto exceso de edificabilidad (30% extra y alevoso) en la parcela que se libere en el Ensanche no caben todas las viviendas que deberían (ni por ley ni por lógica) y hay que levantar para arriba (9 torres de 11 a 17 alturas) o tirar para el medio (manzanas muy gruesas). Con tantas estrecheces quienes pierden son los vecinos del Ensanche, en tráfico, en falta de espacios públicos, en visibilidad... ¿Y quién más gana en este pelotazo? Gobierno y Ayuntamiento de Pamplona sacan tajada digan lo que digan. El Gobierno vía impuestos más plusvalías y Pamplona más de seis millones por cesiones y convenios. Salesianos no dice nada, el Ejecutivo le echa la culpa de no mover ficha y amenaza con que pueden llover recursos, mientras que Pamplona reprocha a ambos que se rompa elskyline de la ciudad. Vamos, los curas de rositas.