Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El coste de desmantelar una central obsoleta

El cierre definitivo de Garoña supondría un gasto de unos 600 millones, de los que Nuclenor pagaría 100

Lunes, 10 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

vitoria- Desmantelar definitivamente la central nuclear de Santa María de Garoña tendría un coste de alrededor de 600 millones de euros, de los que Nuclenor, propietaria de la planta participada a medias por Iberdrola y Endesa, debería sufragar cerca de 100 millones de euros. El resto correría a cargo de Enresa, la empresa nacional de residuos radioactivos.

De ejecutarse finalmente, el proceso de desmantelamiento de la central ubicada a cuarenta kilómetros de Gasteiz tendrá que ser asumido primero por su titular, Nuclenor, y posteriormente con recursos públicos procedentes de Enresa. En el caso del gasto privado, Nuclenor acumula provisiones por valor de 106 millones de euros para esta actividad, según el último informe anual de la empresa.

Los responsables de la planta señalaban el mes pasado que las tareas de predesmantelamiento están en marcha y tendrán una duración de tres años, aunque advertían de que la situación puede ser “reversible” si se produce un cambio en las circunstancias que condujeron a las empresas a detener la actividad en 2012. De llegar a su fin, la fase de predesmantelamiento concluiría con la extracción del combustible de la piscina, momento en el que la sociedad estatal Enresa se haría cargo de la titularidad de la instalación y de la totalidad de los costes del desmantelamiento propiamente dichos.

En ese momento, Enresa debería asumir, a tenor de experiencias anteriores en la industria nuclear, un coste cercano a los 500 millones de euros. El desmantelamiento de las centrales nucleares se financia con el Fondo para la Financiación de Actividades del Plan General de Residuos Radiactivos, cuyo importe ascendía a 4.968 millones de euros. La mayor parte, 2.703 millones de euros, proceden de las aportaciones de los consumidores a través de la tarifa eléctrica.

Con agosto como final del plazo del que el Gobierno central dispone para posicionarse sobre Garoña tras el informe del Consejo de Seguridad Nuclear, la central burgalesa, con cerca de doscientos empleados sólo en Nuclenor, mantiene la incertidumbre sobre su futuro. - D.N.