Tres décadas de feria de la ikastola Erentzun

65 artesanos, 5 locales, desplegaron sus puestos y se galardonó al grupo amigos benigno mendía por su labor de apoyo al euskera

Un reportaje y fotografía de Ana Cenzano - Lunes, 10 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El grupo de dantzaris participó también en los actos de aniversario de la Feria de Artesanía.

El grupo de dantzaris participó también en los actos de aniversario de la Feria de Artesanía. (ANA CENZANO)

Galería Noticia

El grupo de dantzaris participó también en los actos de aniversario de la Feria de Artesanía.Miembros del grupo Amigos Benigno Mendía no quisieron perderse el homenaje que les otorgaban.El alcalde y Txema Yániz, de Erentzun, cortando la cinta.La artesana local Olga Bernechea debutaba ayer.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

T res décadas son ya las que la ikastola Eren-tzun, de Viana, ha llenado las calles de la ciudad con la tradicional Feria de Artesanía. Ayer, un total de 65 artesanos, de ellos 5 locales, desplegaron sus puestos por el casco histórico para que vianeses y visitantes pudiesen disfrutar de la variedad de productos que se exponían: alimentación, decoración, bisutería, talla de piedra y madera, cestería, etc. componían la oferta.

La jornada es un día en el que la Fundación Erentzun aprovecha para reconocer la labor en pro del euskera de alguna persona o colectivo y lo hace entregando el galardón Corrales de Erentzun. En esta ocasión recayó en el grupo Amigos Benigno Mendía, cuya iniciativa consiste en la preparación de paellas gigantes para recaudar fondos en los Nafarroa Oinez. En representación del grupo recogieron el premio María José Ayerbe y Aitor Irigoien, quienes manifestaron su agradecimiento por el reconocimiento que se hacía desde la ikastola de Viana. Lo que comenzó en 2005, impulsado por el vecino de Urdiain que da nombre al grupo, se ha convertido ya en algo muy organizado y extendido que crece día a día. Han pasado de las 200 raciones de paella que repartieron en su primer Oinez, hasta las casi 1.000 que ofrecieron el año pasado en el Nafarroa Oinez de Viana. Ayerbe e Irigoien destacaban el espíritu de trabajo conjunto y de jornada de convivencia, que implica lo que ellos hacen, ya que todo el mundo come junto sus raciones de paella. “Para cada ocasión necesitamos entre 60 y 70 personas porque no sólo es cocinar, sino colocar mesas, servir y estar pendiente de que no falte nada”, explicaban. Otros miembros del grupo no quisieron faltar al homenaje y llenaron un autobús para estar presentes en la Feria de Artesanía de Viana.

Por su parte, Txema Yániz Díaz de Cerio, el nuevo presidente de Fundación Erentzun, manifestaba que este grupo representa muy bien el significado de la palabra auzolan y del trabajo conjunto. “La propia Feria de Artesanía lo es;sin el apoyo y el compromiso de todos no podría salir adelante”, explicaba Yániz. Quiso agradecer este apoyo tanto en las 30 ediciones de la feria como en el pasado Nafarroa Oinez. El nuevo presidente asumió su cargo este pasado diciembre y, como tal, le ha tocado cerrar el último acto del Oinez, con la plantación de un bosque en Sartaguda y Andosilla y ahora la feria. “Son ya muchas ediciones y me he encontrado el trabajo muy organizado”, explicaba. Asimismo, aseguraba haber asumido el compromiso de la presidencia con ilusión y ganas de trabajar en los dos años que él tiene por delante.

Entre los artesanos que ayer exhibían sus trabajos estaba Olga Bernechea Navarro, vianesa que acudía a la feria por primera vez, animada por sus hijos. En su puesto podían verse botellas decoradas, alfombras, barquillas de frutas, bandejas, etc. A pesar de sus 64 años, tan solo lleva uno dedicado a esto, pero asegura que se lo ha tomado con mucha ilusión. “Me metí en Internet a mirar y me ha picó la curiosidad de este mundillo. Ahora estoy orgullosa de cómo va mejorando mi trabajo”, afirmaba. Bernechea se ha convertido en una experta a la hora de transformar en algo bello materiales desechables como papel, calcetines viejos, arroz, botellas de vino, cáscaras de huevo… Con pinturas acrílicas, creando formas con los materiales y mucho gusto, esta artesana consigue resultados que ayer llamaban la atención de quienes pasaban por su puesto.