permanecen encerrados en las oficinas

La Policía Municipal exige una subida del 5% en tres años y derechos laborales

EFE - Lunes, 10 de Abril de 2017 - Actualizado a las 16:32h

Dos agentes de la Policía Municipal de Pamplona.

Dos agentes de la Policía Municipal de Pamplona. (IBAN AGUINAGA)

Galería Noticia

Dos agentes de la Policía Municipal de Pamplona.

PAMPLONA. Representantes sindicales de la Policía Municipalde Pamplonapermanecen encerrados en asamblea permanente en las oficinas del cuerpo de la calle Monasterio de Irache en exigencia de una subida salarial del 5% en tres años y mantenimiento de derechos laborales, como reivindicaciones básicas.

Los sindicalistas de Afapna, CCOO, SIPNA-FEPOL, SPPME y UGT, que mantienen la asamblea permanente desde el pasado jueves, se han concentrado hoy ante las oficinas de la Policía Municipal, donde han portado una pancarta con el lema "Convenio justo para PMP. Ya!" y han denunciado las condiciones laborales de un colectivo de trabajadores que asciende a 395 policías.

En la concentración se ha leído un comunicado de los sindicatos en el que denuncian la "desidia" del alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, y su equipo de gobierno hacia los trabajadores del Ayuntamiento.

Los policías municipales, se señala en el comunicado, se encuentran en una situación "desesperada" ante el "atropello" cometido por la Administración, que ha presentado una propuesta de convenio que supone una "merma importante" de derechos para los integrantes de este cuerpo policial.

Se trata, han afirmado, de un planteamiento de convenio presentado "deprisa y corriendo" y con "coacciones por parte de la Administración para que la representación sindical lo firmase sí o sí".

El mismo jueves, han explicado, mantuvieron un encuentro con el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Pamplona, Aritz Romeo, el director del área, Xabier Ibáñez, y el jefe de Policía Municipal, en la que se les transmitió dos condiciones básicas para retomar la negociación del convenio colectivo.

Estas condiciones son una subida salarial del 5 % distribuida en tres años, una cifra que "dista mucho" de la pérdida de poder adquisitivo del 21 % de los trabajadores públicos durante la crisis, y el mantenimiento de los derechos laborales conseguidos en anteriores acuerdos.

En el comunicado se destaca que el convenio colectivo lleva caducado desde 2007 y, cuando el alcalde se presentó a los sindicatos tras tomar posesión, manifestó que renovar el acuerdo iba a ser una de las prioridades del nuevo equipo de gobierno.

"Pues bien, a fecha de hoy, casi dos años después de estas palabras huecas y vacías y de cuatro días de reivindicación sindical, en la que las y los trabajadores están conviviendo las 24 horas del día en una sala en condiciones pésimas, no hemos obtenido contestación alguna por parte de la Administración", se denuncia en el escrito.

Tras leer el comunicado, Iñaki Iglesias, delegado de CCOO, ha asegurado a los medios de comunicación que, en la Policía Municipal, "UPN dejó un edificio en ruinas", pero el nuevo equipo de gobierno "está dejando un solar desocupado".