Detenido 4 minutos el Azkoyen-Baztan

autonómica se desalojó una parte de la grada por amenazas al árbitro

Martes, 11 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

pamplona- El partido de Autonómica entre el Azkoyen y el Baztan celebrado el domingo en Peralta estuvo suspendido durante cuatro minutos debido a los insultos y amenazas recibidas por el colegiado, Iosu Ganuza. No se trataba de gritos racistas, pero sí de insultos graves de un sector muy localizado de la grada que el colegiado no podía seguir aguantando. “El árbitro cumplió el protocolo. Detuvo el encuentro y se acercó al delegado para decirle que el partido no se iba a reanudar hasta que acudiera algún cuerpo de seguridad o se desalojara esa parte de la grada. El delegado fue a la grada y esas personas se marcharon. A los cuatro minutos, se reanudó el encuentro”, comenta Luis González Obregozo, presidente del Comité de Árbitros.

Es el segundo caso en Autonómica este fin de semana (el anterior fue en el Gares-Avance, por insultos racistas al árbitro asistente marroquí). Y un episodio más en una temporada en la que este tipo de actuaciones desde la grada empieza a ser habitual. Los árbitros siguen el protocolo de detener los partidos si escuchan amenazas o insultos racistas desde la grada y los equipos quedan a expensas de la sanción del Comité de Competición, que hasta el momento es de 90 euros y apercibimiento de cierre. El Gares es por ahora el único club donde se han repetido los insultos desde la grada. - M.J.A.