Narcís Serra y Adolf Todó irán a juicio por los sobresueldos de Catalunya Caixa

El juez les impone junto a otros 39 exdirectivos una fianza de 9,5 millones

Martes, 11 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Narcís Serra.

Narcís Serra. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Narcís Serra.

barcelona- El titular del Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona enviará a juicio a los ex directivos de Catalunya Caixa Narcís Serra y Adolf Todó, así como a otros 39 exmiembros de su consejo de administración, por los sobresueldos a la antigua cúpula de la entidad bancaria.

Además, el juez ha impuesto una fianza de 9,5 millones de euros Serra y Todó, así como a los otros miembros del consejo de administración que aprobaron los sobresueldos de la cúpula de la entidad, cuando sufría pérdidas e iba a ser intervenida por el Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB).

El magistrado instructor obliga a los encausados a pagar solidariamente una fianza de 2,5 millones al FROB y de otros 7 millones a favor de Catalunya Caixa, en previsión de las indemnizaciones que pudieran ser condenados a abonar, mientras que a Adolf Todó le reclama 808.563 euros más por las remuneraciones extras que considera percibió indebidamente.

Los encausados tendrán treinta días de plazo para depositar la fianza y, en caso contrario, se les embargarán los bienes hasta cubrir las cantidades reclamadas por las futuras indemnizaciones que podrían ser condenados a pagar.

Además, el juez dispone en su auto que los exdirectivos de Catalunya Caixa sean juzgados por la Audiencia de Barcelona, una vez la Fiscalía y el resto de acusaciones personadas en la causa han presentado sus escritos de calificación contra los encausados, a los que atribuyen delitos de administración desleal.

La Fiscalía Anticorrupción pide cuatro años de cárcel para el ex presidente de Catalunya Caixa y exvicepresidente del Gobierno Narcís Serra y otros quince consejeros de la entidad por los “escandalosos” sueldos e indemnizaciones que aprobaron para sus exdirectivos entre los años 2009 y 2011, pese a la crítica situación de la antigua caja de ahorros.

Anticorrupción atribuye a un total de diecisiete personas, entre ellas Serra y Todó, dos delitos de administración desleal, por los que pide cuatro años de cárcel, mientras que para otros 24 exdirectivos de Catalunya Caixa solicita dos años de prisión por un único delito de administración desleal.

La crisis de catalunya caixaEl fiscal recuerda que Catalunya Caixa vivió una situación “crítica” como consecuencia de la crisis, hasta el punto que en el año 2010 el FROB tuvo que inyectar 1.250 millones de euros para recapitalizarla.

Entre otras decisiones controvertidas, se pagó a Todó una retribución fija anual de 600.000 euros -que luego incluso se aumentó- a lo que había que sumar una retribución variable del 35% del total, condicionada al cumplimiento de objetivos.

Se estableció para él una cláusula de prejubilación a partir de los 60 años por la que cobraría hasta los 67 una renta mensual del 90% de su sueldo, y a partir de los 67 “una renta vitalicia” del 80% de lo recibido los 12 meses anteriores.

Otra cláusula establecía que, en caso de morir, su hija podría recibir una pensión vitalicia por el 50% de la retribución cobrada por Todó los últimos 12 meses. En total, Todó percibió más de cuatro millones de euros entre 2008 y 2012 -sumando las retribuciones fijas y las variables- a lo que hay que añadir aportaciones al plan de pensiones.

Asimismo, a Serra, además de “elevados emolumentos en concepto de dietas” por presidir las comisiones y el consejo de administración -que oscilaron entre 24.801 y 135.707 euros al año-, a partir de 2007 se le asignó un sueldo a mayores de 175.000 euros anuales.

La Fiscalía también alude a “las escandalosas y millonarias indemnizaciones” a otros miembros del consejo de administración en el marco de la irresponsable política de retribuciones -en palabras del Ministerio Público-, a cuenta de las dimisiones que se produjeron tras la fusión en 2010 de la Caja de Ahorros de Tarragona y de Manresa con Caixa Catalunya.

Por ejemplo, Jaume Massana percibió en ese mismo período una retribución de 2,9 millones de euros y una aportación al plan de pensiones por importe de más de 633.000 euros, sostiene el fiscal.

El mismo fiscal presentó recientemente otra denuncia ante la Audiencia Nacional acusando a Serra, Todó y otros 13 ex altos cargos por un “agujero” en la entidad de unos 720 millones de euros por diferentes operaciones inmobiliarias entre 2000 y 2007.

La acusación particular ejercida por la CUP también pide penas de cuatro años de cárcel para Serra y Todó, mientras que la Confederación Intersindical de Crédito (CIC) eleva la petición a seis años. - Efe/E.P.