Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
frente al Palacio de Navarra

Cientos de agentes protestan en la calle contra el anteproyecto de Ley de Policías

EFE - Martes, 11 de Abril de 2017 - Actualizado a las 18:23h

Concentración convocada por la Comisión de Personal de Policía Foral contra el anteproyecto de ley de Policías.

Concentración convocada por la Comisión de Personal de Policía Foral contra el anteproyecto de ley de Policías. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Concentración convocada por la Comisión de Personal de Policía Foral contra el anteproyecto de ley de Policías.

PAMPLONA. Varios cientos de agentes de la Policía foraly de policías municipalesde Navarra han instado este martes ante el Palacio de Navarra a la dimisión de la consejera de Interior, María José Beaumont, y de su equipo en una ruidosa protesta contra el anteproyecto de Ley de Policías que podría aprobarse este miércoles.

Tras una pancarta con el lema "Policías de Navarra contra el anteproyecto de Interior", varios cientos de policías, "más de mil", según sus portavoces, se han concentrado para criticar el contenido del anteproyecto de Ley foral y reivindicar "una negociación sin líneas rojas", al entender que se ha puesto sobre la mesa un plan que les deja "muy maltrechos".

Así lo ha asegurado el presidente de la Comisión de Personal de la Policía Foral, Santiago Arraiza, quien en declaraciones a los periodistas ha señalado que en la reunión de ayer entre Gobierno y sindicatos, estos dejaron clara su instancia a la consejera y a su equipo a dimitir, porque "no ha habido negociación" y "ya no los reconocemos como interlocutores".

Hoy los sindicatos de la Policía foral (APF, ELA, CSIF-SPF, CCOO y UGT) y de las policías locales (CCOO, UGT, ELA, SPPME, SIPNA y AFAPNA) han respaldado su postura, que han escenificado ante la sede del Gobierno con pancartas ("Os dobláis el suplemento jefatura", "Flexibilidad para tapar incapacidad") y una ensordecedora protesta ayudada del ruido de silbatos y sirenas.

Además, han coreado lemas como "Unidad frente a la injusticia", "Este es el gobierno del cambio a peor", "Manos arriba, esto es un atraco" o "Esta consejera no se entera".

En una nota entregada a los periodistas, los convocantes rechazan la "imposición" del proyecto que "institucionaliza por ley recortes importantes de los derechos de los trabajadores de la seguridad pública que no se habían sufrido ni en los peores años de la crisis económica que hemos padecido".

Estos recortes, a su juicio, "ocultan la verdadera razón que hay detrás de este sinsentido, y que no es otra que la nula apuesta por el desarrollo competencial de las policías de Navarra -cada una en su ámbito de actuación- y el escaso interés" por estos funcionarios.

Al respecto, Arraiza ha explicado que en este proceso "no ha habido negociación. Pusieron encima de la mesa un anteproyecto que entendíamos que era excesivo porque querían tapar las carencias de personal de Policía foral haciéndonos trabajar más horas", cuando la solución propuesta por los sindicatos es el ingreso de nuevos policías, como ocurre con otros colectivos de la administración.

Además, el texto presentado por el Gobierno "no entra al modelo policial, que es una de las cosas que venimos reclamando desde hace muchos años. Queremos saber qué es la Policía foral, para qué sirve y hacia dónde va".

También dejan "muy maltrechos" a los policías las medidas sobre condiciones laborales, ha subrayado Arraiza, quien ha incidido en que la media de edad de los agentes autonómicos es de 45 años, lo que augura que sin entrada de nuevos efectivos, "de aquí a cinco años tendremos un verdadero problema".

En cualquier caso, y de salir adelante la ley tal y como se plantea, ha tenido un mensaje tranquilizador hacia los ciudadanos, a quienes ha advertido: "Somos funcionarios y somos policías. Seguiremos trabajando con la misma actitud con la que hemos venido trabajando siempre. Que no quepa duda, que nadie va a hacer dejación de sus funciones".

En cualquier caso, el representante de CCOO Javier Ojer ha advertido de que si el Gobierno aprueba mañana el anteproyecto "pasan la patata caliente al Parlamento", donde Podemos e I-E (dos de las cuatro formaciones que apoyan al Gobierno) deberán posicionarse pese a haber avanzado que "no aprobarían algo que no cuente con una mayoría sindical a favor".