Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una korrika histórica por el apoyo social E institucional

AEK destaca que ha sido la Korrika más plural jamás realizada Pamplona, Geroa Bai y EH Bildu la valoraron positivamente

Leticia de las Heras/Efe Patxi Cascante - Martes, 11 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Oskar Elizburu, Gorka Arbulu, Iñaki Urkijo, Xabier Gartzia, Bixente Claverie, Mertxe Mujika y Asier Amondo.

Oskar Elizburu, Gorka Arbulu, Iñaki Urkijo, Xabier Gartzia, Bixente Claverie, Mertxe Mujika y Asier Amondo.

Galería Noticia

Oskar Elizburu, Gorka Arbulu, Iñaki Urkijo, Xabier Gartzia, Bixente Claverie, Mertxe Mujika y Asier Amondo.

Pamplona- Miembros del consejo rector de AEK y responsables de la Korrika valoraron muy positivamente la vigésima edición de la carrera por el euskera, a la cual calificaron como “colosal”. Destacaron además la pluralidad y el gran número de participación y el buen momento por el que pasa el euskera, reconociendo que aún queda camino por andar.

El coordinador de la marcha, Asier Amondo, señaló que se ha tratado de “la mayor Korrika jamás realizada, la más plural, donde toda clase de gente ha tomado parte”, apuntando que en cada uno de los más de 2.500 kilómetros que recorrió ha habido mucha gente. Tras agradecer la participación tanto de ciudadanía como de diversos agentes sociales e instituciones, trasladó que se ha subido otro peldaño en la reivindicación del euskera como lengua de Euskal Herria. “Durante 11 días la llama del euskera ha estado presente en todo Euskal Herria y ayer no se apagó, sigue más viva que nunca”.

Amondo subrayó que no tienen ninguna duda de que es el “mayor acto que se ha realizado por una lengua en todo el mundo”. Aprovechó la ocasión para agradecer su trabajo a todos los voluntarios que lo han hecho posible, declarando que “Korrika es un ejemplo de trabajo en común”. Así mismo, apuntó que en otros países también se realizaron Korrikas a menor escala.

La coordinadora general de AEK, Mertxe Mujika, apostó por “mirar hacia adelante” para ver qué hay “después de esta Korrika tan multitudinaria”. De esta forma, abogó por alcanzar la gratuidad del euskera. Asimismo, matizó que sería un paso muy importante seguir trabajando en el Protocolo de Donostia firmado en 2016, que recoge medidas para potenciar las lenguas minorizadas. “Hay espacios donde el euskera tiene que ganar sitio pero estamos en ello, somos optimistas”, trasladó señalando que, en la actualidad, el euskera vive un buen momento aunque aún queda camino por andar.

reconocimiento institucionalDesde Geroa Bai y EH Bildu valoraron positivamente la participación de miles de personas en la Korrika, lo que, según apuntaron, evidenció que es un instrumento que sirve para comunicarse y que hay que utilizar. El portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, subrayó que miles de euskaltzales celebraron la fiesta del euskera, una de las dos lenguas propias de Navarra, haciendo hincapié en que con este evento queda claro que sirve para comunicarse. En un sentido similar se pronunció Adolfo Araiz, de EH Bildu, quien felicitó a quienes participaron en la carrera. Según sus palabras, en ella quedó claro que el euskera es “un instrumento universal y para usarlo”.

El Ayuntamiento de Pamplona, por su parte, se congratuló por el “ambiente festivo” vivido en la ciudad el fin de semana con la “correcta convivencia” de eventos como la Korrika y los actos del Domingo de Ramos, después de que UPN criticara que la carrera por el euskera interfirió en la celebración religiosa.

El equipo de gobierno municipal destacó que lo vivido fue una muestra de la “apuesta por la convivencia y del reconocimiento de la pluralidad de una ciudad. Destacó además el trabajo desarrollado por los servicios de limpieza y por la Policía Municipal y los refuerzos previstos para poder actuar ante la previsión de alta afluencia el Casco Antiguo de la ciudad.

Relevos

2.557

Desde que el pasado día 30 de marzo arrancase la Korrika desde Otxandio (Bizkaia), la carrera por el euskera recorrió hasta su final en Pamplona un total de 2.535 kilómetros, para lo que fueron necesarios 2.557 relevos que portaron como símbolo común el testigo con la ikurriña.