Un error del Gobierno de UPN le costará a Navarra 2,4 millones hasta 2039 en la A-21

Navarra deberá pagar a las concesionarias durante 25 años por 676 metros no construidos

Juan Ángel Monreal | Javier Bergasa - Miércoles, 12 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Vehículos circulando por la A-21 (Autovía del Pirineo).

Vehículos circulando por la A-21 (Autovía del Pirineo). (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Vehículos circulando por la A-21 (Autovía del Pirineo).

pamplona- Son 676 metros proyectados y contratados, pero nunca construidos. Porque no hicieron falta, porque la A-21, pagada parcialmente mediante la fórmula de peaje en sombra, tiene una longitud real de 45,421 kilómetros y no los 46,097 kilómetros que se firmaron. Y asumir lo que dice el Tribunal Supremo, que hay que pagar por esta segunda cifra, le va a costar a Navarra unos 2,4 millones de euros hasta 2039, año en que concluye la concesión de esta autovía.

El pasado 1 de marzo, el Tribunal Supremo desestimó el recurso de casación interpuesto contra la sentencia del TSJN por la cual se aceptó la tesis de la concesionaria y hacía firme así un sobrecoste “con el que se encontrarán los sucesivos gobiernos”, explicó ayer Manu Ayerdi, vicepresidente del Gobierno de Navarra, que acudió al Parlamento a explicar la decisión judicial. “Con ella se visualiza que claramente hubo un error a la hora de redactar el contrato, más que a la hora de redactar el pliego”. “Está claro que tenemos un sobrecoste firme y consolidado en ese contrato de peaje en la sombra, algo que se proyecta desde el principio de la concesión hasta su final en el año 2039”, expuso Ayerdi, en la comisión parlamentaria, solicitada por EH Bildu.

Ayerdi remarcó que el Tribunal Supremo “da totalmente la razón a la concesionaria”, denominada Autovía del Pirineo, SA, integrada por Construcciones Mariezcurrena SL, Construcciones Luciano Elcarte SL (concursada) e Iridium Concesiones de Infraestructuras SA, propiedad del Grupo ACS, presidido por Florentino Pérez. Según dijo Ayerdi, “leyendo la sentencia, y cada uno de los párrafos, prácticamente el TS va dando la razón a la concesionaria en cada uno de los temas planteados”. “Cuando uno lee la sentencia y lee frases tan concluyentes, no hay mucho más que decir”, comentó. En este sentido, afirmó que ha revisado la comparecencia del anterior consejero Luis Zarraluqui sobre esta cuestión y destacó que “él mismo ya valoraba lo que a su juicio era un error claro a la hora de redactar el contrato de concesión”. “No se apreció, no se fue consciente o no se dieron cuenta en el impacto que tenía mantener en el contrato la cláusula tal cual del pliego”, planteó.

En cuanto a las consecuencias económicas de la sentencia, Ayerdi detalló que la concesionaria de la Autovía del Pirineo cobra cada mes un canon doble, el de demanda y el canon de estado de infraestructura y calidad del servicio (CEICS). La sentencia del Tribunal Supremo afecta a este segundo canon. De este modo, el sobrecoste mensual que origina la sentencia es de 6.400 euros, con pequeñas variaciones. A lo largo de todo el año el impacto previsto del fallo judicial es de 77.050,28 euros, un 0,45% del canon total.

Porque la fórmula escogida, el peaje en sombra, resulta financieramente mucho más costosa para las arcas públicas, tal y como reconocía ayer el propio Ayerdi, quien precisó los pagos realizados hasta ahora a la concesionaria: han sido de 13,1 millones en 2012 (9,7 millones de canon de demanda y 3,4 de CEICS);de 14,9 millones en 2013 (9 y 5,9 millones, respectivamente);de 15,1 millones en 2014 (9,9 y 5,2 millones), de 14,4 millones en 2015 (9,7 y 4,7 millones) y de 16,3 en 2016 (11,2 y 5 millones).

Ayerdi detalló que la estimación de cara a los próximos años del impacto de la sentencia se ha realizado aplicando un IPC de un 1,5% para todos los años, sin considerar posibles deducciones. Así, se estima que de 2018 hasta el año 2039, conllevará un gasto de 1.976.108,21 euros, por lo que el impacto de la sentencia sumaría un total de 2.418.225 euros. La sentencia supone en 2012 un sobrecoste retroactivo de 50.614 euros;en 2013, de 91.529;en 2014, de 76.893;en 2015, de 69.594;en 2016, de 76.424 y en 2017, de 77.050 euros.