Pyongyang eleva la tensión y replica que su Ejército está listo para reaccionar a un “ataque preventivo” de EEUU

Prepara una demostración de fuerza con misiles nucleares capaces de alcanzar territorio estadounidense

Miércoles, 12 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Kim Jong-un, que celebrará el sábado sus cinco años en el poder, con un grupo de pilotos de combate.

Kim Jong-un, que celebrará el sábado sus cinco años en el poder, con un grupo de pilotos de combate. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Kim Jong-un, que celebrará el sábado sus cinco años en el poder, con un grupo de pilotos de combate.

Seúl- Corea del Norte celebró ayer su sesión anual parlamentaria en un ambiente de creciente tensión regional, después de que el régimen de Pyongyang asegurara que está preparado para responder a un “ataque preventivo” de EEUU y condenase el envío de uno de sus portaaviones a la zona. El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró que “Corea del Norte está buscando problemas” y avisó al Gobierno de China que “resolverá” la cuestión con o sin su ayuda, a pesar de la buena sintonía demostrada en su reciente reunión con el mandatario Xi Jinping.

La sesión de la Asamblea Suprema del Pueblo (Parlamento) en Corea, convocada para coincidir con el quinto aniversario del liderazgo de Kim Jong-un, se celebra anualmente para ratificar las decisiones adoptadas por el Partido de los Trabajadores o el Ejército. Sin embargo, la situación de nerviosismo en la península coreana ha acabado por copar la atención, sobre todo después de que Pyongyang dijera que está listo “para reaccionar ante cualquier forma de guerra” que le plantee Washington, a raíz de que el Pentágono ordenara el envío del USS Carl Vinson.

El despliegue del portaaviones en la región responde al lanzamiento de un misil de medio alcance que Pyongyang llevó a cabo el pasado 5 de abril y se produce justo después de que fuerzas estadounidenses destruyeran con misiles una base del régimen sirio como castigo por sus ataques con armas químicas.

Esta situación, unida a la insistencia de Pyongyang a la hora de desarrollar misiles nucleares capaces de alcanzar territorio estadounidense como vía para garantizar su supervivencia, hacen pensar en que el Ejército norcoreano podría llevar a cabo muy pronto una nueva prueba atómica o de proyectiles balísticos.

Una muestra de fuerza por parte norcoreana reforzaría la imagen interna de la dinastía Kim en un momento idóneo, ya que, además del lustro de Kim Jong-un en el poder, el país celebra el sábado el 105 aniversario del nacimiento de su fundador, Kim Il-sung (abuelo del líder), y el 85 aniversario del Ejército Popular el día 25. Además, recientes imágenes tomadas por satélite en la base de pruebas nucleares de Punggye-ri (noreste) apuntan a que el régimen podría estar preparando su sexta detonación atómica subterránea.

Por su parte, marines estadounidenses y surcoreanos realizaron ayer unos ejercicios en Pohang, 360 km al este de Seúl, en el marco de las maniobras militares anuales Foal eagle, el mayor despliegue hasta la fecha en respuesta al número récord de pruebas de armas de Pyongyang.

Este escenario ha sembrado inquietud en Corea del Sur, donde el Gobierno insistió en que no se producirá una acción militar unilateral de EEUU contra Corea del Norte. “Si es que se llega a producir (un ataque preventivo sobre Corea del Norte), se realizaría bajo la estrecha alianza defensiva entre Corea del Sur y EEUU”, dijo el portavoz del Ministerio Defensa, Moon Sang-gyun.

La Casa Blanca ha apuntado que analiza diferentes escenarios como un ataque preventivo o la eliminación de Kim Jong-un. No obstante, muchos analistas descartan por el enorme coste en vidas civiles en países aliados de EEUU como Corea del Sur o Japón. - D.N.

el disparate

“Ni hitler usó armas químicas”

Casa Blanca. El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, criticó el supuesto uso de gases tóxicos por parte del régimen de Bachar al Asad asegurando “ni Hitler usó armas químicas”, en una polémica comparación que luego trató de enmendar puesto que el dictador alemán ordenó matar a millones de judíos usando cámaras de gas y que el gas sarín fue utilizado como arma por primera vez por científicos nazis en 1938. Spicer se refirió en la rueda de prensa de ayer al ataque cometido el 4 de abril en Jan Sheijun, en la región siria de Idlib. Perdieron la vida alrededor de un centenar de personas y, para Washington, el régimen de Al Asad es el único responsable. “No usamos armas químicas en la II Guerra Mundial”, esgrimió Spicer, que criticó el apoyo que Moscú brinda a Damasco. “Alguien tan despreciable como Hitler ni siquiera se rebajó a usar armas químicas”, dijo después.