‘Allí abajo’, repite en 2018

|

Un reportaje de Rosana. Lakunza - Miércoles, 12 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Foto de la grabación de la serie en una sidrería de Astigarraga.

Foto de la grabación de la serie en una sidrería de Astigarraga. (RUBÉN PLAZA)

Galería Noticia

Foto de la grabación de la serie en una sidrería de Astigarraga.

los vascos y andaluces de Allí abajohan vuelto a seducir a la audiencia y a la cadena que emite la serie. Tienen cuarta temporada asegurada, y volverán el próximo año con más historias en Sevilla y también en Euskadi. La nueva temporada de la serie comenzó a emitirse el 20 de marzo y obtuvo el sobresaliente, superó el 23% de audienciay se acercó a los cuatro millones de espectadores. Tras este espectacular comienzo la serie se ha situado en torno al 19,3% y tres millones de televidentes, unos datos que no están nada mal en opinión de Atresmedia.

Todo el equipo de la serie ha cruzado los dedos suspirando por esta renovación. Esta tercera etapa supera la media de audiencia de la anterior, consta de dieciséis capítulos y no se sabe aún si la cadena los va a emitir seguidos o los va a dar dos etapas. Enfrente tiene a la serie de Telecinco Sé quién erespero no está resultando una competencia muy dura ya que se mantiene a más de cinco puntos de distancia y un millón menos de espectadores.

trama a la vascaÓscar Terol , productor, guionista y actor en la serie, siempre ha confiado en la renovación, aunque se ha mantenido prudente y sin tirar cohetes al aire hasta no tener la confirmación en la mano.

Los actores que han participado en los rodajes realizados en Euskadi, en otoño de 2016 y en marzo de este año, tampoco tenían dudas de que la historia tiene unos cuantos pases más: “Pero nunca se sabe, ojalá. Tener una serie de este tipo una temporada más sería una buena noticia, pero es algo que negocian productora y cadena. No enteramos cuando lo hacen público”, señalaba Salva Reina, interpreta el personaje de Jozé,mientras grababa una secuencia en una sidrería de Astigarraga.

Jacobo Martos, uno de los directores de esta serie, presente en las grabaciones en Euskadi, señalaba que la temporada que se está emitiendo “es una bomba y que tiene muchos historias cruzadas que van a alimentar el interés de los espectadores”. Igual que el resto del equipo pensaba que la continuidad iba a ser posible y que, aunque en televisión pocas cosas se pueden asegurar, “la acogida será buena porque las tramas enganchan”.

Preparando la cuartaLa tercera temporada terminó de grabarse la semana pasada y ya solo queda la posproducción de los capítulos pendientes: “Esta vez se ha grabado más en Euskadi. Hemos estado en dos ocasiones, primero en octubre dos semanas y otras dos semanas en marzo. Han crecido las tramas vascas pero hay una parte de los escenarios donostiarras que se han reproducido en Sevilla. Allí seguimos teniendo el Kaia, el bar que tenía Iñaki antes de irse a Sevilla y punto de encuentro de la cuadrilla;está también la reproducción que hemos hecho de Arzak... Los interiores, aunque sean de Euskadi se graban allí abajo”, comenta Óscar Terol.

Pero la ambientación, las calles donostiarras y el sabor de las tradiciones las han dejado aquí arriba: “Diría que es como mostrar nuestra postal. No podíamos dejar de enseñar una de nuestras pasiones, la sidrería, el deporte rural, la pesca... Para eso necesitábamos grabar en Euskadi y que los de Sevilla subieran aquí arriba”, concluye el actor y creador de esta serie.

Aunque faltan meses para echar a andar una cuarta temporada, será después del verano cuando comiencen las grabaciones, las cabezas pensantes que mueven los hilos y las vidas de los personajes comienzan a elucubrar sobre futuras tramas y sobre el camino que van a llevar los protagonistas y secundarios de una historia que a golpe de carcajada ha enganchado al espectador.

“Queda mucho por descubrir de esta tercera temporada, faltan doce capítulos y muchas cosas ver. Hay cuerda para más, eso seguro”, señalaba hace dos semanas Jon Plazaola cuando la serie aún no se sabía que la serie iba a ser renovada. Salva Reina estaba encantado de haber pasado por Euskadi y está dispuesto a repetir las veces que sea: “Repetir significa volver aquí, algo que me encanta y si yo sigo, espero que sí, otra temporada de trabajo”, señala el actor andaluz.