Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Las elecciones, a octubre

asamblea general los compromisarios no optan por ninguna de las dos propuestas de la directiva y apuestan por una tercera, planteada y argumentada por una socia, en aras de que haya más candidaturas en el nuevo curso al tener que presentar un aval menor que ahora

Javier Saldise Mikel Saiz - Miércoles, 12 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Un momento de una de las votaciones de ayer.

Un momento de una de las votaciones de ayer.

Galería Noticia

Un momento de una de las votaciones de ayer.

pamplona- Los socios compromisarios de Osasuna decidieron ayer que las votaciones para elegir presidente se realicen en el mes de octubre. La asamblea general tuvo una participación baja para la trascendencia del asunto -la continuidad o no en el cargo de los actuales dirigentes y la apertura de un teórico proceso de participación-, ya que en la votación definitiva sólo se contabilizaron 220 votos, que se repartieron 129 para la curiosa opción ganadora -elecciones en octubre-, 35 para los comicios en agosto -también sin fecha- y 50 para las votaciones el 4 de junio. Los socios no se decantaron por ninguna de las propuestas que plantearon desde la directiva en su alocución principal y fue en el turno de intervenciones de los socios, tras la exposición de Alfonso Ramírez -el portavoz de la junta estrenó el cargo de moderador de la asamblea, una nueva figura que contemplan los estatutos remozados-, cuando la compromisaria Amaia Markotegi realizó la sugerencia que luego resultó ganadora. El planteamiento de la socia fue en términos de mayor posibilidad de participación de candidaturas para las elecciones y, por ello, propuso que los comicios se podrían realizar en octubre y así, en un hipotético escenario en Segunda -”a lo mejor nos salvamos todavía”, advirtió-, con un menor presupuesto de gastos, el 15% de esa cantidad, que define el montante del aval obligatorio de los candidatos, también disminuye y facilitaría aspirantes.

La propuesta, apoyada de forma inmediata por alguno de los asistentes, como el expresidente de la gestora, Javier Zabaleta, fue rápidamente recogida por el presidente Sabalza, que la incorporó como tercera opción en la votación de fechas. No hubo color a la hora de que los socios manifestaran su apoyo por esta tercera nueva vía. Una asamblea de aprobación de cuentas y presupuesto de la temporada 2017-18 -ahí irá expresado el presupuesto de gastos- y de convocatoria de elecciones se anuncia para septiembre para dar curso a esta petición aprobada.

Que los estatutos siguen siendo mejorables y que debe haber una redacción más cuidadosa -el propio texto recoge que deben revisarse con asiduidad- quedó muy claro porque la interpretación que se puede hacer de ellos, incluso la falta de previsión para la situación que se plantea -la de una convocatoria al final de temporada- provocó ayer el asunto de tibia discusión. Demasiado ruido para una reglamentación que tiene menos de un mes de vida y que fue validada hace unos días por el Instituto Navarro de Deporte y Juventud, sin que hubiese un pronunciamiento en contra sobre este punto de fricción.

la directiva quería agostoLa directiva propuso a la asamblea dos escenarios. El primero, el que colocaba la fecha de las votaciones en el primer partido de Liga de la próxima temporada, es decir, en ningún día concreto porque el calendario no se sabe hasta julio. El segundo, en el primer domingo de junio -el día 4-, cumplido el plazo de 30 días hábiles desde la presunta convocatoria que se debía realizar ayer, y haciéndolo coincidir con un partido de Osasuna en casa, en este caso lógicamente un amistoso. La junta dijo sobre la primera propuesta que era la más adecuada y esgrimió el respeto al espíritu a los estatutos como asunto troncal de su intervención, aunque también argumentó otras cuestiones técnicas en el caso de que no hubiese candidatos en una primera convocatoria -que se haría con un censo de socios- y se pasase a una segunda -con otro censo de socios al haber entre medio un cambio de temporada y los lógicos cambios en la masa social-. La junta también presentó en su alocución un escenario cuasi apocalíptico, se llegó a hablar en este relato que el club podía llegar a “caer en manos del los jueces” si ellos dimitían, no se presentaba nadie y la entidad quedara en un “limbo estatutario”. La directiva no había hecho los deberes a la hora de realizar propuestas -salió otra, que también le gustaba-, pero tampoco quiso esforzarse mucho a la hora de enterarse de si era posible una impugnación en el caso de apostar por un amistoso en junio. Más allá de la especulación general, nadie aportó una opinión técnica sustentada en el conocimiento -hay, en principio, licenciados en derecho en la directiva y adjuntos-. De todos modos, Ra-mírez animó a los socios más críticos -lanzó el guante claramente a los que han anunciado que querían elecciones- a emplear la moción de censura. Ahora, la asamblea manda.