Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Podemos inicia el proceso para renovar la dirección en medio de una pugna interna

Laura Pérez trabaja para optar a la reelección, mientras destacados cargos piden un “equipo solvente”

Javier Encinas Javier Bergasa - Miércoles, 12 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:06h

pamplona- Podemos Navarra abrió ayer el proceso que culminará el 20 de mayo con la elección de su nuevo equipo directivo. La formación morada llega a su II Asamblea Ciudadana en medio de un importante debate interno que presumiblemente desembocará en una lucha a brazo partido por liderar el proyecto.

La actual secretaria general, Laura Pérez, declinó adelantar si optará a la reelección, si bien lleva varias semanas trabajando en la definición de su proyecto político.

“Queremos salir de este proceso con un Podemos mucho más fuerte, que sea capaz de llegar al Gobierno en 2019, porque lo queremos todo, queremos cambiarlo todo y queremos seguir manteniendo la confianza de la ciudadanía, que ansía profundizar en el cambio”, dijo Pérez en rueda de prensa.

Casi al mismo tiempo que comparecía la secretaria general, un grupo de destacados dirigentes del partido publicaba el manifiesto que se recoge en esta misma página y que no escatima las críticas hacia la dirección de Podemos. “Necesitamos un equipo solvente”, se lee en el texto que encabezan el diputado Eduardo Santos y la presidenta del Parlamento foral, Ainhoa Aznárez, y que también suscriben cargos municipales como los alcaldes de Peralta, Juan Carlos Castillo, y de Noáin, Alberto Ilundáin, entre otros muchos.

Pese a que de momento nadie ha descubierto sus cartas, no parece aventurado adelantar que Laura Pérez y Eduardo Santos inscribirán sus nombres para tratar de liderar el partido antes de que el 2 de mayo se cierre el plazo de presentación de candidaturas.

Los dos mantienen un discurso similar, por lo que en el caso de que se desate la guerra será más por los cargos y por el modelo de partido que por trasfondos ideológicos.

“Lo preferible sería tener un buen resultado de forma que pudiéramos liderar el Gobierno (en 2019)”, deseó ayer Pérez. “Hemos jugado un papel histórico, porque sin nosotros el Gobierno del cambio no habría sido viable, pero no nos conformamos”, defiende Santos en el manifiesto.