Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Homenaje a los más de 3.400 asesinados en la guerra civil

El acto será este viernes en la Vuelta del Castillo
Familiares piden la apertura de los archivos para identificar a los fusilados

Amaia Rodríguez Oroz Patxi Cascante - Miércoles, 12 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:06h

En el centro, Arcadio Ibáñez y su mujer, Conchita Salinas, acompañados por los miembros de la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra.

En el centro, Arcadio Ibáñez y su mujer, Conchita Salinas, acompañados por los miembros de la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra.

Galería Noticia

En el centro, Arcadio Ibáñez y su mujer, Conchita Salinas, acompañados por los miembros de la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra.

pamplona- El homenaje anual a las más de 3.400 personas asesinadas durante la Guerra Civil en Navarra y sus familiares tendrá lugar este viernes en la Vuelta del Castillo, un acto organizado por la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra y que ahora cumple su 11ª edición. En esta ocasión, se celebrará un doble homenaje, ya que se recordará que hace ahora 86 años “se abrió una ventana de esperanza para que los campesinos y trabajadores lucharan por sus derechos e intentar construir un mundo mejor” al coincidir la fecha con la conmemoración de la proclamación de la II República y, por otro lado, se homenajeará a todos aquellos que sufrieron “la represión, odio y dificultades a lo largo de tantos años”. Así lo expresó ayer el presidente de la asociación, Jokin de Carlos, quien destacó que en esta ocasión el acto también contará con alguna sorpresa.

El acto comenzará a las 12.00 horas en la Vuelta del Castillo, junto al monolito en recuerdo a los fusilados. Como novedad, en la parte musical, una orquesta dirigida por Asier Zabalza Larreta interpretará una obra compuesta en 1931 por Ricardo Pradels, que tenía intención de ser una pieza titulada Himno de la República española. Ramón Bengaray, un conocido militante republicano fusilado en agosto de 1936 compuso la letra del himno, que decía: “Ciudadanos, no más monarquías, las rechaza nuestra dignidad, las repele nuestra economía;son verdugos de la libertad. Ante el pueblo nadie hay soberano, su interés es la gran majestad, y al que a pueblo niega sus poderes para nada tiene potestad. Ciudadanos, viva la República, viva la fraternidad. La ley sea igual para todos, defendamos nuestra libertad”. La orquesta interpretará, además, otras piezas musicales y también actuará un jotero. El homenaje, como es habitual, finalizará con un aurresku y una ofrenda floral abierta al público asistente. El acto, que será conducido por Iñaki Zabala y la cantautora Maite Mene, contará como elemento central con el testimonio de Arcadio Ibáñez, hijo y sobrino de fusilados, y su mujer, Conchita Salinas.

el testimonio“Mataron a mi padre, a tres hermanos suyos y a un hermano de mi madre;con esto vine yo al mundo y, a partir de entonces, hemos tenido de todo, pero de todo malo”. Con estas palabras resumió Arcadio Ibáñez la represión y el odio que él y su familia han vivido durante tantos y tantos años. Su padre fue concejal de Miranda de Arga y presidente del Partido Radical Socialista. En 1933, se presentó a las elecciones para ser diputado pero, al no ser elegido, se fue a Zaragoza a vivir “hasta que desapareció” una vez fue detenido en su casa. “Desde entonces, ando siguiendo su rastro gracias a un apoyo en Zaragoza para revisar los archivos, porque nunca hemos sabido dónde acabó realmente mi padre”, contó.

Ibáñez lamentó lo “triste” que es “ver cómo después de 80 años no quieran esclarecer lo que ocurrió”. “Aquí no hubo guerra, aquí hubo un golpe de Estado y nadie dice que los asesinaron, debieron de morirse todos de un infarto”, dijo, y añadió: “No puedo entenderlo”. Asimismo, reconoció que no tiene “mucha fe” en recuperar el cuerpo de su padre, ya que “las obras que se van haciendo van tapando las cunetas”. “Nunca hemos sabido dónde acabó, por mucho que lo hemos buscado”, subrayó. Aún así, indicó sentirse “satisfecho” porque consideró que “ahora se está dignificando a todas aquellas personas”. En esta línea, agradeció el apoyo recibido desde el actual Gobierno de Navarra como desde Aragón y remarcó tener la sensación de haber tratado “con personas antes que con políticos”. Su mujer, asimismo, recordó todo el sufrimiento que ha visto en este tiempo de muchas madres que, además, “eran mal miradas”, e instó a “restituir el buen nombre de aquellas personas que por tener ideas sociales fueron asesinadas”.

solicitan abrir los archivosPor otro lado, Joseba Eceolaza, miembro de la asociación, se refirió a la nueva fosa común localizada entre Burutain y Ostiz con seis cuerpos de fugados del Fuerte de Ezkaba en 1938, un hallazgo tras el cual recuperó una “reclamación” que han hecho “muchísimas veces a la Guardia Civil, que es que abran los archivos”. “Conocemos exactamente quiénes son los 796 presos que se fugaron, conocemos quienes son los 221 presos asesinados, pero no conocemos quiénes están en las fosas”, lamentó Eceolaza, y subrayó que con los archivos de los que dispone la Guardia Civil “podrían solventar varios de los problemas que tenemos a la hora de buscar esas identidades”. Asimismo, destacó que “detrás de una exhumación no solo hay huesos, detrás de una exhumación lo que hay que enlazar es esos huesos con una identidad, una familia y unos sentimientos, y está en manos de las instituciones públicas y de la Guardia Civil poder darles a esos huesos una identidad y una historia vital”. Por último, añadió que “poco hacemos si logramos seis huesos pero no sabemos quiénes eran y no podemos entregárselos a sus familiares”.