Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los sindicatos valoran de forma contraria el mismo decreto del uso público del euskera

LAB y ELA, con mayoría sindical, reconocen avances, aunque se queda muy “escaso”
CCOO, UGT y Afapna, en cambio, consideran que da un “excesivo” peso a esta lengua propia en la Administración

Txus Iribarren Iban Aguinaga - Miércoles, 12 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Íñigo Orella y Manu Esteban (LAB), junto a Ainhoa Fernández y Juan Pedro Urabayen (ELA).

Íñigo Orella y Manu Esteban (LAB), junto a Ainhoa Fernández y Juan Pedro Urabayen (ELA).

Galería Noticia

Íñigo Orella y Manu Esteban (LAB), junto a Ainhoa Fernández y Juan Pedro Urabayen (ELA).Por parte de CCOO intervino Cecilio Aperte;Jesús Elizalde habló por UGT y Juan Carlos Laboreo, por Afapna.
“Mejora la situación del euskera pero no reconoce a todos los navarros los mismos derechos” “Es escaso pero abre las puertas al euskera y no se pueden perder más oportunidades” “Hay que evitar la formación de bloques en cuanto a lengua: la sociedad no lo vive así” “Se vulnera la igualdad en el acceso de los castellanohablantes a la Administración” “Se habla de listas negras, y los empleados públicos pueden cambiar gobiernos con sus votos”

Pamplona- El mismo borrador de decreto sobre el euskera en la Administración suscitó ayer en el Parlamento dos valoraciones en sentido contrario de los sindicatos con representación entre los funcionarios que, junto a la ciudadanía, son los dos sectores de población afectados por esta norma. Así, mientras ELA -con un apoyo crítico- y LAB (se abstuvo) lo ven “escaso” pero reconocen que supone un paso adelante en materia de derechos lingüísticos, sin retrocesos en los laborales;Afapna, UGT y CCOO (este último con un discurso más moderado) lo criticaron por considera que “da un excesivo peso” al euskera en los diferentes procesos de acceso y traslado en el ámbito de la función pública. Las posturas no eran nuevas ya que se manifestaron en la mesa sindical aunque la sesión tuvo la aportación de trasladar esta foto al ámbito político en el que también hay dos sensibilidades formadas por los cuatro partidos que apoyan al Ejecutivo (Geroa BAI, EH Bildu, Podemos Ahal Dugu e I-E), por un lado, y UPN, PPN y PPN por otro, cuyas tesis coinciden con la segunda representación sindical. En cualquier caso, la última palabra sobre la aprobación del decreto la tiene el Gobierno que pretende sacarlo adelante en los próximos meses, aunque desde algunas fuerzas sindicales y políticas ya se anuncian recursos ante los tribunales.

En una sesión de trabajo solicitada a petición del cuatripartito, los representantes de LAB Iñigo Orella y Manu Esteban que “debiera ser objetivo del decreto garantizar los derechos lingüísticos de toda la ciudadanía navarra” y se mostraron favorables a “avanzar para que el euskera sea lengua de trabajo y comunicación en la Administración”. “Nuestra votación en la Mesa fue la de abstención porque hay avances pero hay muchas cuestiones por avanzar y queda un trecho”, dijeron culpabilizando de ello sobre todo el hecho de que no se cambie el marco general de la Ley del Vascuence. Si bien “atenúa la actual situación discriminatoria” del euskera la “consolida como lengua de segunda”. Por su parte, los miembros de ELA Ainhoa Fernández y Juan Pedro Urabayen explicaron que votaron a favor del decreto porque “es un paso adelante aunque resulte muy escaso”. “Deben abrirse puertas al euskera” ya que “hemos contado con oportunidades perdidas y no podemos meter la pata”. Valoraron que el decreto “supone una acción positiva y proactiva incluso en la zona no vascófona, los servicios centrales están fuera de la zonificación, el Gobierno ha negociado con los sindicatos, y se mantendrán los derechos adquiridos por los funcionarios”, entre otras cosas.

Iñigo orella y mano esteban

Portavoces de LAB

Ainhoa fdez y j.pedro urabayen

Portavoces de ELA

cecilio aperte

Portavoz de CCOO

jesús elizalde

Portavoz de UGT

juan carlos laboreo

Los sindicatos Afapna, UGT y CCOO pos su parte, coincidieron -aunque con diferentes tonos y grados- en su rechazo al decreto sobre el euskera en la Administración, considerando que “frustra a miles de navarros” en sus expectativas de acceso a un empleo público. En una sesión de trabajo solicitada a petición del PPN, el representante de Afapna Juan Carlos Laboreo afirmó que el decreto “posiblemente va a terminar en los tribunales, por una parte o por otra se va a recurrir”. “Supone un cambio sustancial en el acceso, la movilidad y la promoción de los empleados de las administraciones publicas”, ha indicado.

Por parte de UGT, Jesús Elizalde señaló que, tras analizar el decreto y reconocer el “valor cultural” de contar con dos lenguas, “surge la sensación de que a medio largo plazo se persigue considerar como bilingües la inmensa mayoría de las plazas de la administración, lo cual no parece que guarde mucho relación con la realidad sociolingüística de Navarra”. A juicio de UGT, el modelo de administración lingüística que dibuja el decreto “vulnera el acceso de los castellanohablantes a la Función Pública en condiciones de igualdad, dejando en un segundo plano el mérito, la capacidad y la profesionalidad”.

la postura propia de ccooFinalmente, por parte de CCOO, Cecilio Aperte afirmó que “el euskera es parte del patrimonio cultural de esta tierra” explicó que por ello su grupo presentó propuestas para el decreto para “aportar un punto de equilibrio entre dos visiones excesivamente confrontadas”. “Es un tema delicado que tenemos que acordar con el mayor de los consensos, sin imposiciones de ningún tipo”, indicó. Tras ver “excesivo que el conocimiento del euskera pueda suponer un 20 o 23 % en el baremo de méritos” y recordó que CCOO proponía una valoración del 13% en la zona vascófona, un 9% en la zona mixta y un 6% en la zona vascófona, una propuesta equilibrada entre dos posiciones excesivamente enfrentadas”. Además, pidió que “se deje de hacer lo que se está haciendo, utilizar el euskera como arma de confrontación política, estableciendo posiciones entre defensores y detractores”. “CCOO no está en ninguno de los bloques y la mayoría de la sociedad navarra tampoco”, sostuvo.