Un detenido por el ataque al Dortmund

suceso| la policía considera al hombre un presunto islamista y aprecia un trasfondo terrorista en la acción contra el autobús del equipo alemán

Jueves, 13 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Mbappé celebra uno de sus dos goles.

Mbappé celebra uno de sus dos goles. (Foto: Freidemann Vogel)

Galería Noticia

Mbappé celebra uno de sus dos goles.

KARLSRUHE- La Fiscalía General de Alemania anunció ayer la detención de un presunto islamista sospechoso de haber perpetrado el ataque terrorista del martes contra el autobús del equipo del Borussia Dortmund, una acción que según las investigaciones tiene un trasfondo terrorista.

Las viviendas del sospechoso y de otro hombre perteneciente a círculos islamistas fueron registradas, explicó la portavoz de la Fiscalía General, competente para casos de terrorismo, Frauke Koehler. “Por la modalidad es posible que el ataque tenga trasfondo islamista”, dijo Koehler, si bien “el motivo exacto sigue sin estar claro”.

Los investigadores encontraron tres cartas idénticas escritas con ordenador en el lugar de las tres deflagraciones del martes reivindicando que el ataque fue lanzado por un grupo islamista en reacción a la participación de Alemania en las operaciones contra Estado Islámico en Irak y Siria.

Las autoridades están analizando la autenticidad del escrito, que menciona expresamente a la canciller alemana, Angela Merkel, y que alude indirectamente al atentado que acabó con la vida de 12 personas en un mercado navideño en Berlín y que fue reivindicado por Estado Islámico.

En ella se reclama que Alemania retire sus aviones de combate que participan en las operaciones de la coalición internacional contra Estado Islámico en Irak y Siria así como el cierre de la base de Ramstein, sede de las fuerzas estadounidenses en Europa. “A partir de ahora, todos los infieles actores, cantantes, deportistas y la totalidad de las personalidades en Alemania y otras naciones de los cruzados están ya en las listas de la muerte del Estado Islámico”, sostiene el documento.

Por otra parte, Koehler indicó que los tres artefactos que estallaron al paso del autobús del equipo de fútbol estaban llenos de esquirlas de metal, una de las cuales se incrustó en el respaldo de la cabeza de un asiento, por lo que el ataque podría haber tenido consecuencias mucho más graves.

“La ola expansiva fue de más de cien metros”, resaltó, precisando que el material está siendo investigado.

La portavoz añadió que tras un examen preliminar hay dudas sobre la autenticidad de una segunda carta reivindicando el atentado por grupos de ultraizquierda que apareció en la noche del martes en el portal Indymedia. El propio portal informó que la carta es falsa. “Creemos que este escrito es una falsificación hecha por nazis”, declararon los responsables de la sección alemana del portal. - E.P.