Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El parlamento acata la “agresión” que supone prohibir la izada de la bandera republicana, pero la recurre

La Junta de Portavoces tilda la decisión del TSJN de “ultraje” a los más de 3.500 personas asesinadas en Navarra
Acepta la imposición judicial ante la imposibilidad de que el recurso se resuelva antes del día 14

Javier Encinas/Agencias - Jueves, 13 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Centenares de personas en la manifestación que recorrió Pamplona en contra de la monarquía y a favor de la república en 2014.

Centenares de personas en la manifestación que recorrió Pamplona en contra de la monarquía y a favor de la república en 2014. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Centenares de personas en la manifestación que recorrió Pamplona en contra de la monarquía y a favor de la república en 2014.

PAMPLONa- El poder judicial se ha impuesto una vez más a la voluntad popular que reside en el legislativo y la bandera republicana no ondeará mañana 14 de abril en la fachada del Parlamento de Navarra.

La prohibición de la Sala de lo Contencioso Administratitvo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) fue aceptada a regañadientes por la Mesa del Parlamento, que optó por acatar el auto judicial -con los votos a favor de UPN, Geroa Bai y Podemos, y el rechazo de EH Bildu- ante la imposibilidad de que el recurso se resuelva antes de mañana. No obstante, este mismo órgano acordó recurrir la decisión ante el Tribunal Supremo con el apoyo Geroa Bai, EH Bildu y Podemos y el voto en contra de UPN.

Además, la Junta de Portavoces del Parlamento aprobó, con los votos del cuatripartito y el rechazo de UPN, PSN y PPN, una breve pero contundente declaración institucional que tilda de “agresión y ultraje” la imposición del TSJN.

“El Parlamento de Navarra considera una agresión a su soberanía y un ultraje a las más de 3.500 personas asesinadas en Navarra la decisión del TSJN, a instancias de la Delegación del Gobierno español, de suspender la decisión adoptada por el Parlamento de Navarra de colocar en su fachada la enseña republicana el próximo 14 de abril, como muestra de compromiso con la democracia, los derechos humanos y los valores republicanos”, se lee en el texto.

El posicionamiento de Podemos, que en la Junta de Portavoces expresó por boca de Laura Pérez su rechazo a aceptar el auto, pero en la Mesa su compañera Ainhoa Aznárez votó por acatarlo, fue objeto de algunas críticas que la propia Pérez aclaró. La secretaria general de la formación morada defendió que los portavoces exponen su “posición política”, mientras que en la Mesa se hace desde una “posición institucional”.

También Geroa Bai votó igual que Podemos, con la diferencia de que el portavoz de la coalición, Koldo Martínez, ya había expresado que su grupo estaba a favor de recurrir el auto, de acatarlo y de sumarse a la declaración institucional que lo critica.

decisión “muy grave”Más contundente fue Adolfo Araiz (EH Bildu), que consideró “muy grave” que el TSJN “pueda fiscalizar decisiones políticas de este Parlamento”, con lo que “rebaja la categoría” de la Cámara a la de “cualquier entidad administrativa”. Araiz no solo abogó por “recurrir el auto”, sino también por defender la soberanía de este Parlamento hasta donde haga falta”.

Laura Pérez, por su parte, observó “un precedente muy peligroso en términos jurídicos” y añadió que. “negar el homenaje simbólico a la memoria democrática y republicana de Navarra no es fácil de explicar a la ciudadanía”. Además, recordó que “el TSJN no se ha pronunciado durante todos estos años cuando se exhibía la laureada en la Diputación” y se preguntó “dónde estaba el TSJN ante la exaltación de la máxima condecoración a Navarra como consecuencia de su colaboración con el genocidio”.

También Marisa de Simón (I-E) vio “una intromisión del Gobierno del Estado y del PP en las decisiones de este Parlamento” y calificó de “obsesión y barbaridad la persecución del PP a los símbolos republicanos”.

Desde la oposición, Javier Esparza (UPN) habló de “buena noticia” que el Parlamento acate el auto y apostó por “respetar la separación de poderes”.

El PSN, que había apoyado el izado de la bandera republicana, votó en contra de recurrir el auto porque, según explicó Inma Jurío, “no va a resolver el fondo del asunto” y no tendría “ningún efecto” por la falta de tiempo para resolverlo.

Javier García (PPN), como era previsible, dijo que “ningún partido debe entrometerse a lo que dicta una sentencia judicial”.